jump to navigation

Sinfonía para lluvia, tos y kleenex abril 4, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
trackback

Llevo días observando cómo llueve a través de los cristales de casa. Horas y horas escuchando el agua caer sin descanso: resbala por la fachada, se cuela por alguna ventana mal cerrada y forma charcos en la calle, en el patio, en las cubiertas de los tenderetes de la ropa…

Las directas consecuencias del frío me tienen encerrada con fiebre, tos y sofocones y escalofríos que se alternan gentilmente. Me duele todo el cuerpo me cuesta moverme. 

Uve trata de explicarme que no tengo la gripe; que ésa ya la pasé; que ahora es un trancazo, un vulgar catarro y algo de un “tropismo respiratorio” que –qué quieren que les diga- suena mucho peor que una simple gripe. Parezco una farmacia ambulante. Pídanme cualquier medicina que la tengo: paracetamol, ibuprofeno, expectorante, inhalador… Estoy permanentemente “chutada”: protagonizo la “Operación Puerto” y me dan el Oscar.    Y… ¿qué se puede hacer semejante estado? Ni siquiera puedo pensar en ello; mi mono-neurona no carbura, no es capaz de fijar la atención en nada: creo que está recalentada como el radiador de un coche viejo que se resiste a arrancar de nuevo.

Me pongo delante del televisor: hoy soy presa fácil para cualquier cadena; pueden utilizarme para aumentar su “share”, lo tienen tirado, pienso.

TVE 1: un hombre mata a su mujer, la descuartiza, la entierra y se entrega a la policía… ¿No podía haber empezado por ahí y se ahorraba todo el trabajo? La 2: película española, Alfredo Landa haciendo de gracioso oficial. Muy duro. Tele5: Ana Rosa Quintana revuelve entre la carroña de famosotes y famosillos; la García-Campoy en Cuatro, más  de los mismo. Antena 3 pone un programa de cocina. ¡Por Dios! Tras el zapping y con lo mal que me encuentro, tengo el estómago revuelto. Si algo no puedo ver, es precisamente cocina.  

Intentémoslo con el periódico. Echo un vistazo a la portada. No es muy alentadora que digamos. Me animo a pasar páginas: ¿¡no encontraré ni una buena noticia!? No, ni siquiera en los deportes, que es lo único que leo habitualmente con entusiasmo: el Athletic va irremediablemente camino de 2ª… ¡Snif!   Enchufo la radio: todos contra todos, políticos, periodistas, intelectualoides… Demasiada publicidad en “los 40” y las mismas canciones de siempre en “M80”.  

¡¡Bandera blanca!! Vuelvo a la cama. Tengo que recuperarme o se me acorchará el cerebro entre estas cuatro paredes. Me doy mucha pena y me compadezco a mí misma, un rato sí y otro también: pobrecita, qué malita estás, qué dolor de cabeza, cómo te cuesta respirar.

Mi Pepito Grillo empieza a mosquearse -con razón-: ¡¡Por Dios, sólo es un catarrito, deja ya de quejarte!!  ¿¡Quién nos entiende!? Semana tras semana clamamos por quedarnos un par de días en la cama y, cuando nos toca, no aguantamos ni medio minuto… Claramente, el caso es quejarse.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: