jump to navigation

Mañana es lunes… abril 22, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
trackback

No sé si les ocurre como a mí pero tengo una capacidad nula para disfrutar de los domingos después de la hora de comer. Miren que lo intento pero no hay manera: es como si me deslizara por un tobogán que termina depositándome -soñolienta- en una nueva semana. Padezco el “síndrome pre-lunes” y, aunque es de intensidad y manifestación variable, me ataca irremediablemente todos los domingos (de lo que deduzco su naturaleza crónica).

Si los siete días que se avecinan se asoman bravos y cargados de asuntos complicados o molestos, el síndrome se presenta desde horas más tempranas, me roba el apetito y la calma y me obliga a buscar salidas para no dejarme arrastrar por el desánimo. Y para no caer antes de haber enfrentado lo que todavía no ha llegado. 

No sé si les ocurre como a mí pero las últimas horas del día van asociadas a movimientos automáticos y concretos. Dejar atados cabos sueltos que quedaron pendientes ayer, planchar alguna camisa rezagada, escuchar el partido del Athletic (que no verlo, que es peor), preparar la cena… y finalmente, cuando sólo queda asumir que, tras la noche, quitaré el celofán a una nueva semana, una de las vías para vacunarme contra el odioso pre-lunes es recordar pequeños grandes momentos, compañías agradables o aventuras divertidas. 

Hace un rato, he estado rescatando el último viaje a Mal Pas; mirando las fotos y añorando aquéllos días; repasando mentalmente la brisa mediterránea, el sol de agosto, la alegría del verano, mil y un atardeceres, tan distintos, a cada cual más bello… Ha dado resultado: una inyección de moral. Quizá sea una tontería que cuelgue aquí un ejemplo pero, desde luego, a nadie van a hacerle mal… 

¡Feliz semana a todos!

bahia-formentor.jpg 

peninsula-manresa-c.jpg

puerto-cocodrilo.jpg

Anuncios

Comentarios»

1. Vázquez - abril 22, 2007

Pues sí, Marta, el síndrome pre-lunes debe ser algo que sufrimos muchos. En mi caso, afortunadamente, no es crónico, pero cuando me toca es bien agudo (como un intenso dolor de oídos…). Hoy me lo ha quitado otro sentido: la vista. Sí, tus fotografías. Muy lejos de ser una tontería el haberlas colgado, para mí han resultado ser una inesperada terapia visual. Gracias

2. Marta - abril 22, 2007

Gracias a ti; me alegro que te hayan gustado. ¡¡Quién pudiera volver ahí YAAA, jaja!! Que te sea leve el pre-lunes y más aún ¡¡el propio lunes!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: