jump to navigation

Para siempre mayo 2, 2007

Posted by Marta in Letras con nombre propio.
15 comments

Les prometo que cada vez me convenzo más de que el matrimonio es un milagro continuo. Sobre todo por lo diferentes que somos el hombre y la mujer; naturalezas que, pareciendo a veces tan inconciliables, son en realidad absolutamente complementarias. Y eso que no lo vivo en carne propia; sólo me limito a observar desde fuera… Creo que es por eso que me pone tan contenta fijarme en las familias que se quieren con locura a pesar de las dificultades del día a día o de los dramas que a veces toca vivir y también en las bodas, con más razón las de mis amigos que, poco a poco, van pasando por el altar y me permiten estar acompañándoles en esos momentos de alegría inmensa. 

Hace poco descubrí -ni siquiera recuerdo cómo- un poema de Amalia Bautista que me enamoró y hoy lo cuelgo aquí para Maru y Juan que se casan el sábado en Pedreña y para los mejores tíos del planeta, Alejandro e Isabel, que ese mismo día celebran su 23 aniversario. ¡¡ENHORABUENA A LOS CUATRO!! 

“Cuéntamelo otra vez: es tan hermoso

que no me canso nunca de escucharlo.

Repíteme otra vez que la pareja

del cuento fue feliz hasta la muerte.

Que ella no le fue infiel, que a él ni siquiera

se le ocurrió engañarla. Y no te olvides

de que, a pesar del tiempo y los problemas,

se seguían besando cada noche.

Cuéntamelo mil veces, por favor:

es la historia más bella que conozco”. 

Les aseguro que se avecina un fin de semana de antología, en un lugar precioso y con una compañía inmejorable porque, con motivo de esa boda, nos reuniremos de nuevo los amigos de la facultad. Ni se imaginan cómo les extraño y la emoción del reencuentro de tanto loco disperso.

 Estos planes son fenomenales ¿verdad? Permiten recuperar grandes momentos pasados -las tardes con Txanklo y MAL, Pardinas y Manuel-Ángel, sucesos inexplicables con la pata de una mesa en un examen oral, fiestas, clases con Arechederra, prácticas absurdas con Larumbe, parciales y finales, cafeterías…- y de paso, vivir otros nuevos, todos juntos otra vez -aunque he de reconocer que esto también hace que me sienta un poco… “vieja”-. 

Les dejo avisados: si el lunes leen en los diarios que se ha secado la bahía de Santander, que a mí no me miren; les adelanto que yo no habré sido…

A %d blogueros les gusta esto: