jump to navigation

Cosas de abuelos -pequeño desvarío- mayo 18, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
4 comments

¿Alguna vez han oído eso de que “en los ojos de tu madre, serás niño hasta el final” ? Pues bien, yo añado: “…y en los de tus abuelos, serás bebito, bebito e incapaz. Absolutamente. Por los siglos de los siglos”. 

Que da igual que uno tenga cumplido un chorro de años o que lleve más de media vida manejándose con soltura en tareas domésticas, académicas y laborales… No importa. Porque cuando uno se queda solo en casa o le dejan al hermano pequeño a cargo o le asignan más responsabilidad en el ámbito que toque, los abuelos acuden prestos a recordar al nieto que solito no puede hacer nada porque no sabe, porque es medio tarado o demasiado chiquito para arreglarse, porque está  indefenso para enfrentar lo que venga.

Y entonces llega su momento estrella: someterle al más estrecho de los marcajes -que ni Gatusso- para supervisar hasta las pulsaciones cardiacas: visitas inesperadas, llamadas recurrentes y machaconas, excusas simples… Cualquier treta es buena para controlar de cerca cada paso y -no podía ser de otra manera- matizarlo, corregirlo… Variarlo. 

Yo sé que son cosas de abuelos, que es porque nos quieren, porque se preocupan… Y yo les sonrío siempre. Pero me parte la cabeza, ¿saben a lo que me refiero?

A %d blogueros les gusta esto: