jump to navigation

Verano atípico mayo 30, 2007

Posted by Marta in Saco sin fondo.
7 comments

Cuando Verónica está nerviosa, su sonrisa se estira artificialmente y a continuación, se le escapa una carcajada que suena como una melodía descendente: ja-ja-ja-ja-ja, algo así como sol-fa-mi-re-do. Eso es lo que le pasaba últimamente. En cambio, ahora está más tranquila porque ya se ha instalado en Logroño, conoce el hospital donde va a trabajar los próximos cuatro años, tiene una bata que dice “Dra. Verónica, médico residente” y también una taquilla. Además, por fin ha encontrado un piso de alquiler, cosa que ha resultado una tarea tela de complicada -mucho- pero después de buscar hasta debajo de las piedras, ha dado con uno nuevo. Literalmente. Y aunque no está en la ciudad, el pueblo queda muy cerca del hospital y es una comunidad de vecinos con piscina y eso cuenta ¿o no?

Dice: “entre mi horario y las guardias y todo lo que tienes que estudiar tú, vamos a pasar unos meses espantosos. ¿Por qué no te vienes al piso y así no estamos solas? Veranito logroñés”.

Pienso que acá no se va a quedar ni el “Tate” y que, total, Logroño está a tiro de piedra. Echaremos de menos el mar pero lo dicho, nos plantamos de vuelta en dos patadas. Y podemos ahogar el calor riojano en la piscina. Me parece un buen plan. Dadas las circunstancias, un planazo.

Yo: “¿Hay “chuchero” y videoclub en ese pueblo?”

Verónica: “Enfrente del portal”

Entonces, sobreviviremos. Sea pues el veranito logroñés.

A %d blogueros les gusta esto: