jump to navigation

No respondió junio 4, 2007

Posted by Marta in Letras con nombre propio.
trackback

” (…) y contemplabas el crepúsculo cada vez que querías.

 – Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces.

Y poco después, agregaste:

– ¿Sabes? … Cuando uno está verdaderamente triste son agradables las puestas de sol…

– ¿Estabas pues verdaderamente triste el día de las cuarenta y tres veces?

El principito no respondió (…) “.

 

(De “El principito”, por A. de Saint-Exupéry)

 

 Desde casa de los abuelos

 

Yo no vivo en un planeta como el de nuestro principito ni puedo contemplar más de una puesta de sol al día (¿¡quién pudiera!?) pero desde este lugar, se ve al sol cada tarde esconderse tras los montes del horizonte, tiñendo el cielo de mil colores y sacando a la ría los reflejos más bellos. Hoy quisiera estar allá viendo atardecer. Lástima no poder. Lástima que el tiempo agüe la semana desde el primer día…

Anuncios

Comentarios»

1. Vázquez - junio 4, 2007

¿Tal vez mañana? ¿O pasào? ¿O el otro? Anda, cuando vayas nos lo cuentas, ok?

Pd.- Bonita foto. Paisaje espectacular.

2. ktulu - junio 5, 2007

qué sitio más chulo…:O donde es? en Bilbao?? uf… q guay… yo quiero ir :(

3. lp - junio 5, 2007

Qué buen libro “el Principito” y qué maravilla ver ponerse el sol, se disfruta aún más cuando el viento te acaricia la cara… (ah! sonó cursi vdd?, pero así es !!!)

4. Marta - junio 5, 2007

-> Ojalá pudiera decir, Vázquez, que voy a ir YA -a ver puestas de sol y amaneceres, ¡sin parar!- pero creo que no podrá ser hasta dentro de… ¡no sé! Y eso que queda muy cerquita de acá pero tengo bastantes cosas entre manos…
-> Ktulu, esta vez no es Bilbao. Tengo la boina calada ¡sí! pero también me gusta mirar afuera ¡jaja! La foto es desde el jardín de los abuelos, en un pueblo de Cantabria, cerca de Laredo (Laredo se aprecia al final del paisaje, un poco a la derecha).
-> Lp, yo no creo que sea cursi; totalmente de acuerdo: con lo del viento y por supuesto, con El principito.

5. Maria - junio 5, 2007

A mi me gusta mucho ver anochecer y quedarme después a ver las estrellas…
Pero no se si has probado ver amanecer, yo, (cuando estoy de vacaciones), cuando se me acaba la esperanza, cuando estoy baja de defensas y noto que me acechan virus de tristeza, me asomo a la ventana o salgo a la terraza y veo amanecer. Me lleno los bolsillos de esa brisa de la mañana y… me vuelvo a meter en la cama!.

6. Marta - junio 5, 2007

Gran receta, María, y mejor remedio…

7. J. - junio 5, 2007

Hay en la Película Candilejas un parlamento de Chaplin, con Crepúsculo, que también agüa un poco. Muy bello.

8. Nodisparenalpianista - junio 5, 2007

Creo que era Ramón Casas, o Fortuny, que reunía a sus colegas pintores y artistas en general en una tertulia en su casa de la costa. Allí departían mientras caía la noche. Interrumpían la conversación y observaban el crepúsculo. Al terminar, y si les había gustado, aplaudían.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: