jump to navigation

Ribeiro’S junio 8, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
7 comments

160 + 8 = 168. Centímetros. Así, con tacones, se aparenta más altura o se disimula la que falta…

Horarios -incumplidos- que organizan cada día por cuartos de hora, pintadas las fracciones de los mil colores que guarda en su maletín. Unos se cuadriculan con el tiempo -o lo intentan-. Otros persiguen el resultado contrario -o lo intentan-. Y se va consiguiendo ¿no? aunque cuesta.

Hacerse mayor exige tomar decisiones. Asusta ¿verdad? Y a veces, uno se bloquea y no sabe por dónde tirar pero después, siempre hay salida. Crecer también obliga a elegir: qué se conserva y qué se queda en el camino. Lástima que el día sólo tenga 24 horas, aunque si tuviera 48, también nos quejaríamos.

Y al final, dijo: “Cualquiera que sea el resultado, será lo mejor que te pase en la vida. Seguro”. J. tiene razón.

A %d blogueros les gusta esto: