jump to navigation

Mil perdones junio 19, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
11 comments

Ayer me “abroncaron” un poquito -y con razón- por tener al blog descuidado y, lo que es peor, a los visitantes y sus comentarios. Y sí, es verdad, lo reconozco: estos últimos días les he hecho a todos muy poco caso. 

No consigo fijar la atención en nada concreto ni siquiera cinco minutos seguidos y mi cabeza se pone a echar humo como loca por menos de un pimiento. Y no es una excusa, que las detesto: sólo una explicación -lo mínimo ¿no?-.   

Francamente, me incomoda encontrarme el folio o la pantalla en blanco y no poder hacer otra cosa que mirarlos embobada. Me ocurre con más cosas. Con los libros. Leo dos páginas y a la tercera, he de volver atrás porque no recuerdo qué ha ocurrido antes. Con las películas. El otro día quise ver “Los pájaros” -por enésima vez- y mi neurona volaba como las gaviotas o los cuervos de Hitchcock, ora por Bahía Bodega, ora por cualquier otro lugar. Incluso con algunas conversaciones. 

Al hilo de todo esto venía pensando en que me pasma la frecuencia con la que, desde fuera, nos advierten de lo que nos está pasando dentro. Es curioso que tantas y tantas veces sean los demás quienes aprecian mejor que uno mismo los índices de que algo -lo que quiera que sea en cada momento- está fallando… 

Agradezco mucho esas advertencias aunque a veces me piquen -levemente-. Que el orgullo es muy susceptible, y que otro venga a enseñarme lo que yo solita debería haber visto primero… pues qué quieren que les cuente. Que, a veces, pica. 

Lo dicho, entonces: que mil perdones y a ponerle remedio. No les descuidaré más. Ni a ustedes ni al “clavo”.

“Relativise” junio 19, 2007

Posted by Marta in Saco sin fondo.
7 comments

“Todo va a ir bien, bien, bien”.

Como ayer:

En el Abra, ayer (18 junio 07)

 

Me gusta cuando “todo” y “bien” van de la mano. Mucho.

Gracias Javi.

A %d blogueros les gusta esto: