jump to navigation

Revelador julio 26, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
trackback

No lo cuenta. Sólo se le nota. De una manera escandalosa. Pero en algunos ratos, veladamente y en confianza, se le escapan algunas palabras -¿o quizá las deja escapar?- y las muy traviesas, van elaborando un retrato aproximado. 

Tiene gracia: hace mucho tiempo que no le ocurría algo así y cuando alguien le acusa -“¡te gusta!”- sonríe, se sonroja y arruga la nariz.

Revelador. 

Dice que le gusta su voz. Hablar de todo o de nada durante horas pero más aún, escucharle. Y sus ojillos oscuros, especialmente si se ríe porque se cierran, se vuelven mucho más pequeños pero expresivos y alegres. 

Que le baste su compañía o extrañarle en la cercana lejanía que otras veces les separa. Que se bloquee a media conversación, porque su cara desvela la necesidad de escapar pero su voz no acierta con la puerta adecuada.

Le gusta que le lleve la contraria para discutir un poco y terminar propinándose débiles puñetazos mientras se aguanta las ganas de abrazarle fuerte. 

Todo lo bueno que rescata de su interior porque le hace más sincera, más paciente, más indulgente; menos egoísta, menos dura, menos pesimista. Porque le tranquiliza cuando se advierten nubes negras en el horizonte. Porque le sostiene la mirada con suavidad. Porque le ayuda a observar la realidad sin crudeza ni amargura.

A veces, se escandaliza “Y yo tengo tan poco que darle…” y otras, musita de forma casi imperceptible: “Pienso que me estoy…”. Se para.

Le da vértigo la sola posibilidad de pronunciar esa palabra. Tiene miedo incluso a las ilusiones, que son frágiles, que pueden romperse por cualquier cambio en el viento.

Toma aire y repite la retahíla con media sonrisa: “Me gusta…”.

Anuncios

Comentarios»

1. Nacho. - julio 26, 2007

Jo Martota, esto que has escrito es precioso!

2. J. - julio 26, 2007

Sí. Es realmente precioso, Marta. Poco más se puede añadir.

3. Néstor - julio 26, 2007

Qué bien escrita -muy femenino- la historia de una enamorada… Bravo.

4. Nodisparenalpianista - julio 26, 2007

Me uno a los tres de antes y, probablemente a los que seguirán. Aunque pensaba que ibas a hablar de laboratorios de fotografía…

5. Marta - julio 26, 2007

Ya me habeis sacado los colores con tantas flores… ( :oops: ) ¡¡je!! Hay que ver qué majetes que sois… Gracias.

Pianista, otro día cuento algo de mi Yashica y así “reparo” el equívoco con la fotografía ¿vale?

6. Nodisparenalpianista - julio 26, 2007

¿De 6×6???

7. J. - julio 26, 2007

Boinona colorada.

Hmmm, revelador…

8. El futuro bloguero - julio 27, 2007

La verdad, que bonitas son las sensaciones iniciales de una relación. Que bien lo cuentas. Y me gusta el :oops: que se pone coloraito.

9. Miguel - julio 27, 2007

Musito: ¿…lo estás?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: