jump to navigation

Verdes siempre, tristes hoy agosto 12, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
11 comments

Tiene los ojos verdes. Miopes pero preciosos. Aunque los guiñe mucho para enfocar mejor -de lejos, de cerca-. 

Son esos ojos las ventanas a las que se asoma cada mañana. Los que me han visto crecer, los que me miran tan bien -demasiado bien-. Los que brillan sin disimulos con una alegría o permiten adivinar que algo no va bien, cuando su cara lo oculta. 

No he heredado el verde, sí la miopía. Y dicen que la misma transparencia que desmonta cualquiera de mis intentos de esconder, a quien me conoce, lo que intento esconder.

La única manera, dejar caer los párpados. Como hace él.

Genética. 

Hoy esos ojos verdes reflejan tristeza. Serenidad también. Pero sobre todo tristeza. No dice nada, reza mucho y sonríe un poco: menos que ayer, seguro; menos que mañana, confío.

A %d blogueros les gusta esto: