jump to navigation

El hombre tranquilo septiembre 1, 2007

Posted by Marta in Saco sin fondo.
trackback

Está matriculado desde hace tres años en una ingeniería que no aprueba ni a tiros -Minas- porque aprovecha el tiempo para desarrollar otras habilidades…

Además de sus dotes futbolísticas -que va puliendo con maestría-, se ha convertido en un gran jugador de rugby. Siendo el más pequeño del equipo, se ha ganado su respeto a base de presentarse voluntario en los entrenamientos para placar a tíos que pesan hasta el doble que él           -doble, literal-. Por supuesto, siempre se reserva y despliega su mejor juego en el tercer tiempo ( ;) ). 

 

Fuera de las canchas, arrasa en los campeonatos de mus y las cafeterías son el lugar idóneo para limar estrategias mientras alguna chica encantadora toma los apuntes que luego él fotocopiará y nunca se molestará en estudiar. En las fiestas de la Escuela, se inscribe a la primera de cambio en torneos la mar de “peculiares” (a veces creo que si se lo pensara, no lo haría aunque… supongo que le daría igual en cualquier caso). Concurso de bocadillos de polvorones. Verídico. Y el que bebe agua -para evitar atragantamiento, asfixia y muerte- queda descalificado.  

 

La última vez que estuve en Madrid eran fechas comprometidas para el estudiante calavera medio: sin clases ni exámenes pero con la amenaza de los resultados sobrevolando las vacaciones. “Madrugaba” a última hora de la mañana, según las dimensiones de la juerga de la noche anterior pero un día salió de casa a las nueve. Me extrañó porque hasta las once no había quedado con sus amigos para ir al parque de atracciones. Media hora después estaba de vuelta. 

 

(Contrasten mi absoluto pasmo con su tranquilidad inalterable). 

 

¿¿¿QUÉ TE HA PASADO HOY??? ¿¿¿A DÓNDE HAS IDO???

  

A la Escuela, a mirar las notas

– ¿¿¿LAS NOTAS???  ¿¿¿Y…???

Bien, muy bien.

 ¿¿¿BIEN???

 Sí, claro. Todavía no han salido…

  

Anuncios

Comentarios»

1. Nodisparenalpianista - septiembre 1, 2007

Toda la pinta de terminar las juergas subido a un pian y cantando… Inalterable, es un gentelman, sin duda.

2. Á.Matía - septiembre 1, 2007

“Muy bien, todavía no han salido” Jejejeje

Un crack

Jajaja

3. Juanan - septiembre 1, 2007

Jejeje, de mayor quiero ser como él.

4. Maria - septiembre 1, 2007

asi, sin notas se ve la vida de otra manera!!! qué envidia!! miedito me dan las de septiembre… los examenes se acercan peligrosamente!!

5. lp - septiembre 2, 2007

jajaja !!! pero qué cara dura caray !!!!

6. J. - septiembre 2, 2007

A eso le llamo tener clase. Sí señor. Un Paul Newman.

7. Néstor - septiembre 2, 2007

Las notas… ¿qué era eso?
Antes se me aceleraba el pulso cuando oía esa palabra… Y ahora, nada de nada. Qué triste es eso de hacerse mayor, madre.

8. El futuro presente bloguero - septiembre 3, 2007

Un profesional…

9. Marta - septiembre 3, 2007

¡¡Jaja!! Todos habeis acertado: que si gentleman, que si cara-dura, que si clase, que si profesional… UN CRACK (y que no me oiga porque se le subiría a la cabeza).
Sí, Javi: habría arrasado con un papel en “El golpe”, por ejemplo. Con gabardina, sombrero y apostando a los caballos. Tendría que haber nacido pelín antes, lo único.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: