jump to navigation

Manguera octubre 16, 2007

Posted by Marta in Bilbao.
trackback

Nunca supe la razón de su recelo. Quizá le pareciera una extraña serpiente surcando el césped, con esos tres tramos de color -verde, anaranjado, azul- y su longitud variable según qué extremo del jardín hubiera que alcanzar. La miraba con desconfianza, estuviera enrollada en una esquina o extendida sobre la hierba. La pateaba con suavidad, como si quisiera cerciorarse de que no tenía vida y pasaba por encima con sumo cuidado, sin pisarla, no fuera a despertar de su letargo. 

Los mayores jugábamos a manguerazo limpio los días de calor a cualquier hora, mientras limpiábamos los coches o regábamos la huerta o los macizos de flores. El más rápido cogía la goma y perseguía a los demás, apuntando con el chorro a discreción, sin piedad y terminábamos empapados y agotados por la carrera, entre risas y gritos.

Una tarde, la culebra descansaba. Se acercó despacio y echó un vistazo alrededor: no había nadie. Se agachó, dudó un par de veces y finalmente, cogió la manguera entre sus manitas gordezuelas. Para culminar la gesta, se aventuró a mirar por la salida del agua y en ese momento, alguien abrió el grifo: sorprendido por la traición, con la carita mojada, intentaba torpemente tapar el chorro sin éxito alguno…

¿Pica?

Anuncios

Comentarios»

1. Néstor - octubre 16, 2007

Marta: plas, plas, plas.
Además, me has trasladado unos años atrás: cansado, mojado y tumbado en el suelo, con el típico picor en el cuerpo de quien se ha revolcado en el césped para huir de la manguera…

2. maria - octubre 16, 2007

jajaja. Marta eres una jefa escribiendo! y recreando el pasado! anda que no nos habremos perseguido todos con la manguera en verano!! Yo como aun tengo hermanos pequeños, sigo persiguiéndoles en verano… es divertido!

3. Ricardo - octubre 16, 2007

Pero cómo escribes!!!!! Me dan ganas de retirarme de intentar escribir!!!! No se lo digas a nadie, pero tus letras empiezan a gustarme más que las de Martín Gaite… Vas a pasar a ser uno de mis B.D.V.O!!
No será Pol???

4. Juanan - octubre 16, 2007

Jejejeje, ¡pobre niño! ¡Traidores! Me ha encantado como siempre leerte. Todo muy bien recreado, me he metido en la historia, y hasta quiero conocer más al protagonista. Me has hecho soltar una carcajada cuando le has empapado la carita.

5. Ricardo - octubre 16, 2007

Todo lo que he dicho y te han dicho me sabe a poco, yo me levanto (los de mi lado flipan) y así, de pie ante la pantalla, comienzo a dar palamas y en voz en grito, digo: BRAVO, BRAVO, BRAVO!
Queremos más letras, muchas más, muchísimas, tu que sabes: ESCRIBE, escribe sin parar, de lo que sea, que será buenísimo. Otra vez en pie: BRAVO, BRAVO, BRAVO!!!!

6. Ricardo - octubre 16, 2007

¿Puedo ponerle banda sonora a la foto…? GRACIAS, ahí va, jajajajaja: http://goear.com/listen.php?v=5cc6d56
Ah, BRAVO otra vez eh!

7. Marta - octubre 16, 2007

-> ¡¡Gracias por la banda sonora, Ricardo!! Y por los “bravos”. Me alegro que te haya gustado aunque… exageras un poquito ¿eh? ;) Y sí… ¡¡es Pol!! pero perdió los papos y la barriguilla por el camino… ¡¡jaja!!

-> Qué bien que te haya gustado, Juanan. Sí, es una historieta divertida…

-> Grandísimos los momentos de los manguerazos ¿verdad, María? Y los juegos y carreras entre los aspersores encendidos… Yo que estoy medio loca y me lo paso mejor que los enanos -que van dejando de serlo- sigo haciendo lo mismo…

-> Gracias, Néstor. Sí, recuerdo esos picores y la cara llena de verdín y el pelo cubierto de hierba y las rodillas raspadas y la ropa manchada…

8. Ricardo - octubre 16, 2007

Pues no quito ni un Bravo! Ahora por tu culpa no puedo dejar de canturrear al Elvis que me hizo saltar a la fama… ¿recuerdas qué canción era…? http://goear.com/listen.php?v=c95a0c3 jajajaja! nunca en mi vida he pasado tanta vergüenza como cantando esta canción en público, jajajajajaja!
Ya sabes, en cuanto me invitéis a merendar con Pol y el enano a Limpias… Show! jajaja!

9. Futblo - octubre 16, 2007

Es muy divertido. Me ha gustado. Pero tengo una pregunta…

¿quién fue el “alguien” que abrió la llave del agua?

El tal Pol pudo llevarse un buen susto

10. J. - octubre 16, 2007

Qué historia has sacadado. Mucha magia en la mirada. Preciosa.

11. Nodisparenalpianista - octubre 16, 2007

Pues yo pongo la nota discordante: hacía bien el pobre chaval en no fiarse de los gamberros que le remojaron la cara sin piedad. Luego, de mayor, será desconfiado, y a la mínima de cambio le llamará “víbora” en la cara al personal. Y encima nosotros regocijándonos al leer su tremebunda historia.
Fatal, Marta, fatal!!!!
PD: lo mío es solidaridad con el pobre muchachito, nungún trauma infantil por haber padecido historias similares.

12. am - octubre 16, 2007

Nunca huí de la manguera. Siempre quería mojarme y jugar con el agua. La historia, genial.

13. Altea - octubre 16, 2007

A mí también me gustaría saber qué mano misteriosa abrió el grifo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: