jump to navigation

La brújula loca octubre 17, 2007

Posted by Marta in Letras con nombre propio.
trackback

Por si no han leído este libro, les contaré que se trata de una historia encantadora; un poco triste, porque en algunos ratos le encoge a uno el corazón, pero destila inocencia y sencillez. Tanta ternura…

Las páginas acompañan a Perico en su viaje, un viaje que mezcla realidad y fantasía. Es un nene asturiano que pierde a su familia en un bombardeo de la Guerra Civil pero él no lo sabe: su oso de trapo le cuenta que se han marchado a la capital y que le han abandonado. Aunque se resiste a creerlo, termina emprendiendo una tarde de primavera el camino de Madrid, con un equipaje breve y armado únicamente de ingenuidad y decisión.

Lo primero que me gustó de este libro fue el título. ¡La brújula loca! Porque siento con frecuencia que yo tengo una así dentro de mí. Loca de remate, en el corazón. Y por eso doy bandazos, me escoro y me enderezo.

Después, me arrebató la historia de Perico. La facilidad con la que el chico se instala, como en su casa, con perro y todo, dentro del corazón. El cariño y las sonrisas que roba a los personajes que se cruzan en su aventura. Las gentes variopintas que aparecen en escena: Martín Pescador, Mariuca la niña vagabunda (qué momento más brillante), Felisa la guardesa, Trespatas…

Y otro de los detalles que me prendieron es que cada capítulo está encabezado por un verso. De Agustín, Conde de Foxá. Y de todos ellos, me quedo con estos tres:

    

– “… y defienden su imagen del olvido / para que un día, al trasponer las nubes / la reconozca pronto entre los ángeles…”. Porque algunas veces, al pensar en las personas que quiero y que ya no están aquí, las que me miran y me cuidan desde el Cielo, he tenido miedo de olvidar sus caras; porque al intentar recordarlas, aparecen borrosas en mi memoria. Pero respiro tranquila cuando la imagen se aclara.

– “… si algún día pinto un mapa, te pondré en el litoral…”. Porque si la vida me llega a arrastrar tierra adentro, no podrá arrancarme de la mar ni del olor a salitre ni del ruido de las olas ni del viento bramando entre playas y acantilados. Otro de los versos dice: “…una barca en tierra / ¿hay algo más triste?…”.

– “… con la brújula loca / ¡pero fija la Fe! ”. Porque así es como se llega al final del camino, aunque a veces nos salgamos de él, busquemos atajos o nos perdamos.

Fija la Fe y adelante. Y yo, loca, con mi brújula loca también.

  

(* “La brújula loca”, Torcuato Luca de Tena, 1964).

  

Anuncios

Comentarios»

1. Ángel - octubre 17, 2007

Bien, lo tendré en cuenta, después del que estoy leyendo iré a por este. ¿Cómo estás del catarro? entonces ¿en noviembre asamblea?

2. maria - octubre 17, 2007

viva torcuato!!! (cualquiera que me lea…) me gusta como escribe, es verdad que es un estilo inocente y sencillo…y que te llega al corazón. Me gusta…

Pero también me gusta como escribes tu, también sencilla y directa y también directa al corazon jajajajaja. Yo también siento que tengo esa brujulilla loca en el corazón, que me hace ir a trompicones… pero hay que aprender!… y eso: fija la fe!!

Muy buena entrada!!!!

3. Don Ricardo - octubre 17, 2007

Nada de brújulas locas, deberían ustedes asistir a las clases de Ética…

4. Futblo - octubre 17, 2007

La brújula loca pero el rumbo bien claro, hay que saber donde vamos, para que a golpes de timón, y orientados por esa brújula loca, lleguemos a buen puerto.

Cierto es que una barca en tierra es lo más triste.
Gran sabio Don Agustín de Foxá, y Luca de Tena, don Tor4.

Me recordó lo de

Miguel de Unam1
Benito Perez Gal2
Miguel de Cervan3
Luca de Tena, don Tor4
Benavente, don Ja5
William 6pir
Don José Ortega y Ga7
Bocc8

Lo conocías?

5. maria - octubre 17, 2007

jajajajajaja futblo que risa… nunca lo habia pensado!!

Ricardo si vamos a Santander nos apuntaremos a unas de tus clases de etica!

6. Marta - octubre 17, 2007

-> ¡¡Jaja, FutBlo!! No lo conocía pero es geniaaaaal… ¡¡Qué ingenioso!!

-> Eso, eso, María: que nos dé los horarios Don Ricardo y nos mezclamos entre su alumnado. Seguro que no lo nota y encima, sacamos las mejores notas…

-> Espero que te guste, Ángel. El catarro, casi aniquilado: aún queda algo de tos pero bien, gracias. Dije noviembre porque quizá visite Madrid (alrededor del 16) pero no lo puedo asegurar…

7. Don Ricardo - octubre 17, 2007

jajajaja! Como cabras, se confinrma! :)

8. J. - octubre 17, 2007

Que ahí quería yo llega (y que llegaras):

“Y yo, loca, con mi brújula loca también”.

Ah, sí. La locura alegre.

=P

P.D: Lúcido Futblo. Orejas inspiradas. Jajaja.

9. Leyre - octubre 17, 2007

Pero Martaaa …precioso.

… y defienden su imagen del olvido / para que un día, al trasponer las nubes / la reconozca pronto entre los ángeles.

Y tanto que sí.

Gracias por regalarnos estas palabritas.

10. Nodisparenalpianista - octubre 17, 2007

Hola Marta:
oye, qué chulo. Me has picado la curiosidad. Y además por transgresora y alternativa: Foxá, Luca de Tena y la fe. Como te pillen los jipis amigos del González…

11. Marta - octubre 17, 2007

-> ¡¡Jaja, Pianista!! No sé si trangresora y tal pero es que me gusta muchísimo ese combinado triple: los versos de uno, la novela del otro y a la luz de la Fe -mezclado, no agitado-.
Ni idea qué pensarán González y los jipis de todo esto pero ya se lo pregunto cuando tenga la ocasión. Y te cuento.

-> Graciaaaaaaaas, Leyre. ¿Verdad que es genial ese verso? Me impresionó al leerlo.

-> ¡¡Anda, Javi!! Pos llegas tarde… ¡¡Si eso yo ya lo sabíaaa!! Loca de remate =P

12. mariana - octubre 17, 2007

Brújula loca, pero que sabe a donde quiere llegar. ¡Qué linda combinación!!! Enséñame la receta!

13. Ricardo - octubre 18, 2007

beeeeeeeeeeeeeeeeee, beeeeeeeeeeeeeeee….

14. am - octubre 18, 2007

“… con la brújula loca / ¡pero fija la Fe! ” me quedo con esa frase, es buenísima.

Saludos!

15. Néstor - octubre 18, 2007

No conozco más brújula que la de Jack Sparrow, que solo señala el lugar al que de verdad quieres ir; trataré de leerme tu libro, no obstante.

16. Ricardo - octubre 18, 2007

beeeeeeeeeeeeeeee, beeeeeeeeeeeeeeeee

17. Marta - octubre 18, 2007

-> La brújula de Jack Sparrow señala lo que uno más desea. Y se parece bastante a la que yo tengo adentro, Néstor. Pero algunas veces, dudo si eso es bueno o no tanto… Loca en cualquier caso.

Espero que disfrutes con el libro. Es estupendo, de verdad.

18. maria - octubre 18, 2007

jajajaja Creo que todos tenemos dentro esa brújula!!!

puf!! a veces cuesta taaaaanto entenderla!!!! ;)

19. patzarella - octubre 19, 2007

Me gustó la “brújula loca”. Creo que también tengo una ;-)
Pero, ¿sabes?… ¡Soy adicta a ella!

20. Luz - enero 5, 2011

Hola, acabo de encontrar este blog y este post… mientras buscaba La brújula loca. Recuerdo haberlo leido en la adolescencia y me gustaría volver a hacerlo. No lo encuentro en ninguna librería ni en Amazon. Sabes donde puedo encontrarlo?
Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: