jump to navigation

Silbidos noviembre 6, 2007

Posted by Marta in Saco sin fondo.
16 comments

Menos tres grados de noche.

Un chico camina por el pueblo: las manos en los bolsillos, el gorro calado, la cara tras la bufanda.

Detrás de él, avanza un viejo apoyado en su bastón.

Una mujer joven les adelanta a buen paso, dejando en el aire una estela de colonia fresca.

Desde algún balcón, un silbido rasga el silencio.

El chico alza la cabeza, busca de dónde viene.

El viejo le espeta guasón: “¿No creerás que es por ti?”. Se ríe y le guiña un ojo: “Mírala”.

El muchacho ríe también.

Se confabulan con un solo gesto: ambos silban a la vez.

Ella se gira, sonríe -saluda- y desaparece con el viento -que silba también- al fondo de la calle.

  

A Susannetta

-enamorada de la Arquitectura, de la montaña y de la vida en general-

  

A %d blogueros les gusta esto: