jump to navigation

Cabreo noviembre 16, 2007

Posted by Marta in La vida misma.
16 comments

Hoy estoy enfadada. Y triste.

Algún desaprensivo ha hecho una enorme pintada en un lateral de la 806. Con un rotulador gordo e “imborrable”.

La bala no gana para sustos pero el de esta vez, supera con creces la suma de todos los anteriores. Y miren que la muy campeona tiene 14 años…

A las nueve de la noche y a cero grados, Nano y yo nos hemos empleado a fondo, con ayuda de alcohol y kleenex, para quitarlo. Hasta que se nos han quedado los dedos tintados pero chapa y cristal, relucientes.

Ni rastro de esas tres letras que, juntas, conforman la asquerosa sigla que envenena mi tierra y la del resto, que para eso es la de todos.

A %d blogueros les gusta esto: