jump to navigation

Sin saber cómo ni cuándo diciembre 6, 2007

Posted by Marta in Jukebox.
trackback

A Ismael Serrano hay que escucharlo con tiento, con medida. Sin embargo, en “Naves ardiendo más allá de Orión”, hay una canción atípica para el tono habitual de sus letras: “Sucede que a veces”. Quizá no sea de las mejores pero me gusta porque contrapone momentos amargos a otros brillantes, redentores, como un toque de esperanza. 

El video me parece la mar de castañón: si lo obvian y se quedan sólo con la canción, ésta saldrá ganando. Transcribo la letra pero sin seguir exactamente su orden.

Primero, lo triste. Después, lo hermoso. Del abismo al cielo sin escalas intermedias. Así es como me gusta.

  

“Sucede que a veces la vida mata y el amor / te echa silicona en los cerrojos de tu casa / o te abre un expediente de regulación / y te expulsa del Edén, hacia tierras extrañas.

Sucede que a veces sales de un bar y la luz / quema la piel de este vampiro que te ama / te llena la frente de fino polvo marrón-sur / bostezas y te queman agujetas en las alas.

Sucede que a veces la vida mata y te encuentras / solo y en este corazón no reciclable, / se hunden petroleros desahuciados y sospechas / que provocan miopía en lanzadores de puñales.

Sucede que a veces la vida mata y el invierno / saca su revólver, te encañona en las costillas; / te aterran los álbumes de fotos y el espejo, / huele a pino el coche y el mar a gasolina.

    

Pero sucede también / que, sin saber cómo ni cuándo / algo te eriza la piel / y te rescata del naufragio.

Y siempre es viernes, siesta de verano / verbena en la aldea, guirnaldas en mayo / tormentas que apagan el televisor. / Teléfonos que arden, me nombra tu voz / hoy ceno contigo, hoy revolución: / reyes que pierden sus coronas, / verte entre la multitud, / abrazos que incendian la aurora en las playas del sur”.

  

  

Revolución verdadera: la que arrastra y salva. No hay resistencia posible ni trinchera en la que ocultarse.

A veces, sucede. Sin saber cómo ni cuándo. Pero sucede.

Sin advertencias ni permiso: se levanta en armas y vence siempre.

Anuncios

Comentarios»

1. J. - diciembre 6, 2007

Ismael, Ismael. Pues el video que también me gusta. Seré castañero.

2. Nestor - diciembre 7, 2007

“Primero, lo triste. Después, lo hermoso”… Ay, ay, que se te ve melancólica, Marta. Y no es propio, en Navidad al menos.

3. Nodisparenalpianista - diciembre 7, 2007

Mejor tu conclusión esperanzada. Entre Isma y Bítels, me quedo con los Stones. Pero vale!!!

4. maria - diciembre 7, 2007

a mi que también me gusta el video….

que crack este ismael… o tu…. no se bien quien es el crack… ¿o si lo se? tu!!!

5. am - diciembre 7, 2007

Me emocioné mucho con el final, con la parte bonita. Que venga esa revolución!!

6. El Trenti - diciembre 8, 2007

Me gusta…

Y eso que Ismael Serrano no me entusiasma…

7. Futblo - diciembre 8, 2007

Pues yo no quiero ni revoluciones ni levantamientos. No por favor.

Y entre Ismael Serrano y Quique González, como el pianista, me quedo con los Stones.

Besos mareados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: