jump to navigation

Holden y yo (III) diciembre 9, 2007

Posted by Marta in Letras con nombre propio.
trackback

Sus últimas palabras, de pronto y por un instante, adquieren una dimensión inabarcable. Una importancia pasmosa. Gigante. Absoluta. 

“… Tiene gracia. No cuenten nunca nada a nadie. En el momento que uno cuenta cualquier cosa, empieza a echar de menos a todo el mundo”.

Aplastante.

 

Extrañar tanto, sin medida y hasta que duele, asusta. Pero me lleva a ti, a encontrarte por sorpresa en algún recodo del camino.

Bendita sorpresa, la más grande de cada día.

   

Anuncios

Comentarios»

1. Néstor - diciembre 10, 2007

El que busca, encuentra; así que no descartes encontrártelo a la vuelta de la esquina.
(…)
Soy el primero: ¿he ganado la bici?

2. am - diciembre 10, 2007

Y nunca sabes cuándo. Ese suspenso puede ser emocionante. Muy bueno, saludos!

p.d. Ahora veo que hay premios al primer comentario! jaja y qué tal para el segundo?

3. Ya sabes... - diciembre 10, 2007

Cada vez que cierro los ojos, últimamente, saltan insospechadas de la memoria, como tratando de salvarse de un inminente naufragio, imágenes fugaces y nítidas de lugares y personas tan queridos… Lugares y personas que, a veces, me cuesta creer que continúan allá, tan vivos como entonces, inmersos en la otra paralela realidad a este mundo mío de ahora que se antoja tan crudamente lejano del de antes.

No cerraré los ojos -tampoco esta vez- a mi presente. Pero seguiré extrañando valientemente lo que fui y a quienes conmigo fueron y siguen siendo paralelamente… con la fuerza segura y sencilla de la esperanza de volver a ser, juntos, algún día.

Graciasgracias y noteolvidonomeolvidesnunca…

4. Futblo - diciembre 10, 2007

La frase es una verdad… como dices tú, aplastante.

Ya estoy echando de menos a tanta gente… solo de contarlo…

Besos madrileños

5. J. - diciembre 10, 2007

Puede que Holden tenga razón, pero no se lo cuentes a nadie.
Y
Harrisong.

6. Marta - diciembre 10, 2007

Sé; por eso, doy gracias a Dios. A cada rato.

Sé que continuamos contigo. Porque aunque parece que nos quedamos en tierra, nos robaste un lugar en el corazón, nos llevaste en algún rincón de tu equipaje.

Sé que somos el resultado de sumar a hoy los días vividos hasta ahora. Pero he perdido la cuenta: cuántos sumas en mí y yo, cuántos en ti. Tantos. Corriendo por los pasillos, riendo con nuestra gente, paseando nuestras calles.
Sé que somos todos juntos, todos los días. Extrañándonos, sí: unos más valientemente que otros.

Más cerca -mucho más- de lo que nos podemos imaginar.
A la vuelta de cualquier esquina estarás tú.

Noteolvidonuncaporquemeacuerdosiempre.

7. Marta - diciembre 10, 2007

-> Javi, ya es tarde: tiene razón. La tiene. Pero cuando uno lo comprueba, ya está perdido. O absolutamente encontrado. En cualquier caso, sin remedio.

-> No lo cuentes, FutBlo: ¡¡visítalos durante un mes!! ;) Besos bilbainos

-> Dandy, creo que te daré a ti el premio. Por lo menos, hasta que el Top-Letrado salde su bici-deuda con el Pianista y nos organice lo de dentro de diez años que ya va faltando menos… Poco serio esto…

8. Nodisparenalpianista - diciembre 11, 2007

Hola MArta. Menos mal que no le hicimos caso, prque si no, no tendríamos la aventurilla diaria de cosas blogueras. Es más, contarlas las recupera, me parece a mi. Bueno, creo. Vamos, no se. Podíamos discutirlo.

9. Néstor - diciembre 11, 2007

Marta, traidora. ¿Te has unido con el pianista?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: