jump to navigation

Santo Tomás diciembre 22, 2007

Posted by Marta in Bilbao.
trackback

    

El 21 de diciembre hay revuelo en la ciudad desde primera hora de la mañana. La marea de gente camina en una sola dirección, Gran Vía abajo, cruza el puente del Arenal y se dispersa entre las casetas de la feria de Santo Tomás.

  

Feria Santo Tomás

    

Venden alubias, castañas, avellanas. Pan de pueblo. Quesos. Pastel vasco. Berzas, cebollas, chorizo, morcilla y maíz. Y capones de caserío.

    

Ay, los capones. De pequeña me espantaban: ver su pico a la altura de mi cara. Tan enormes y tan feos. Los compran para asarlos en Navidad. Qué valor debe hacer falta para llevarse uno de esos bichos vivo a casa y desplumarlo y tal. Y lo hacen las mamás o las abuelas. Valientes. Son capaces de todo para ver caras sonrientes alrededor de la mesa un día de fiesta.

Pero la mejor parte para quienes no vamos de mercado es la del talo con chorizo. O con lo que toque. Y claro, la sidra y el txakoli… Peligrosísimo, de verdad. Qué rápido se vacían las botellas. Más aún entre amigos, risas y relajo. Es como si las vendieran a medio llenar o como si tuvieran un agujero en el fondo. Y además, cuando uno se quiere volver a casa, recibe una llamada: “¿no estarás pora aquí?”; “pues sí, pues sí”. La experiencia demuestra que, en realidad, uno no se quería volver a casa así que queda con otros en las escaleras o en el quiosco o en la puerta de San Nicolás y así, sin enterarse, se le escapa el día de caseta en caseta, de talo en talo, de trago en trago.

El ambiente es la mar de alegre. Va todo el mundo. Van las familias con sus niños; los suelen llevar vestidos de arrantzales. Las niñas lindas con sus faldas azulonas, las enaguas, el pañuelo en la cabeza y las alpargatas. Los niños guapos con txapela, fajín y albarcas. Los ejecutivos entrajetados se escurren de la oficina en cuanto pueden y esconden la corbata entre los botones de la camisa para no mancharse con el aceitillo que sueltan los chorizos. Apuesto que la universidad se queda desierta. En realidad, el resto de la ciudad está desierta.

Y al final, lo de siempre: que lo pasamos estupendamente pero que extrañamos a los que no pudieron estar. Les esperamos el próximo año. Ojalá…

  

* Talo : tortas de harina de maíz hechas sobre una plancha, en las que se envuelve chorizo, morcilla, lomo… El txakoli o la sidra son acompañamiento obligatorio.

Anuncios

Comentarios»

1. Paul Newman - diciembre 22, 2007

¡Ay quien pudiera estar en el Botxo estos días!

Tengo morriña de las gabardinas, de las siete calles llenas de gente, del gris del cielo, de la Gran Vía llena de luz.. Pero, sobre todo, me falta cerca la calidez de la gente de Bilbao.

2. J. - diciembre 22, 2007

Diría que el talo acompaña sólo por unos segundos a la sidra =P

3. mariana - diciembre 22, 2007

¡¡¡Suena la mar de divertido!!! ¿Es tradición hacerlo todos los 21 de diciembre?
Muy feliz y Santa Navidad

4. Nodisparenalpianista - diciembre 23, 2007

Me acuerdo de cómo Ramón se nos volvía loco en vísperas. J (punto), creo que tú le conociste.

5. am - diciembre 23, 2007

Dan ganas de estar ahí!! Pero con tu relato nos transportamos, cruzando el charco y todo, jaja. Saludos!

6. Néstor - diciembre 23, 2007

No he estado nunca, pero seguro que -tal y como lo cuentas- nos perdemos algo increible… Ya me gustaría estar allí, ya.

7. Leyre - diciembre 23, 2007

Yo acabé comiendo el ultimo trozo de talo de una amiga, 3 pintxos y foto obligada con el burro. Y a las 3 a trabajar. En poco tiempo mucha txistorra, no puede ser. Abusé.

;-)

un beso guapa!

8. Macca - diciembre 23, 2007

Después de resacas de vísperas en casa de… y este año, la distancia, sí, ¡ojalá!

9. Marta - diciembre 23, 2007

-> Macca, ya sabes que un recuerdo enorme fue para vos -entre sidra y sidra, no podía ser de otra manera- ;)

-> ¡¡Jaja Leyreeee!! Qué campeonaaa: ¡¡fuiste capaz de trabajar después!! :)

-> Nada Néstor: echando cálculos, el año que viene caerá en fin de semana. Estás invitadooooo.

-> ¡¡Besos Ana Mari!! Cruzando el charco también :)

-> Seguro que así era, Pianista: de verdad que nos volvemos todos locos…

-> Efectivamente, Mariana: todos los años, el 21 de diciembre. Anteriormente, era la fiesta de Santo Tomás Apóstol aunque después cambiaron el santoral. Y lo mismo, claro: feliz Navidad.

-> Mmmm… Te daré la razón, Javi, por unos segundos =P

-> Newman: el Botxo tiene siempre las puertas abiertas, para el que quiera venir, para el que quiera volver…

10. futuro bloguero, futblo - diciembre 23, 2007

Pues que apetecible la feria. Ya sabes que me habría encantado estar, jaja.

besos.

11. Ricardo - diciembre 24, 2007

Bueno, bueno, bueno, pase usté, señora letrada una muy feliz Navidad!
Ala, a triunfuar en el 2008!

12. Marta - diciembre 24, 2007

-> ¡¡RICARDO!! Qué sorpresa tan estupenda. Lo mismo le digo, profe. Y a cuidarse.

-> FutBlo… ¡¡vente para la próxima!! con el TopLetrado ciclista -y la Rubia, of course- ;)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: