jump to navigation

Me gustas siempre enero 10, 2008

Posted by Marta in Letras con nombre propio.
trackback

Desde que mi escritorio está libre, lo ocupa algunas tardes para hacer sus deberes. Le gusta estar entre mis cosas, trastear con mis discos, revisar mis fotos y enredar en mis libros.

Por la noche, al llegar a casa, encuentro su cuaderno de Lengua y Literatura abierto sobre mi mesa. Los agobios y presiones se disuelven en su caligrafía, suave, limpia y clara. Se van los minutos pasando las hojas.

Hace varios cursos que el profesor les enseña una poesía cada trimestre que deben memorizar. Han resonado entre estas paredes mil veces ya mil poemas. Todos. Manrique, Quevedo, Espronceda, Calderón, Goytisolo…

Nano los ensaya por el pasillo, sólo cuando cree que nadie lo escucha. Yo le oigo casi escondida -embobada-: el sonido rítmico y dulce de su voz. Sabe hacerlo bien.

La última página escrita me descubre que este mes aprende Neruda. Y, como por arte de magia, ya no puedo moverme: se queda conmigo, me la quedo.

  

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.

 

Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.

  

Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo. 

  

Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

  

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto “.

  

  

  

Me gustas siempre. Hasta cuando creo que no te soporto más. Cuando callas hablando o hablas callando. Porque lo haces, sí, tan a menudo que ya no sé diferenciar lo que dices de lo que te guardas. Y yo, que quisiera cada vez guardarme menos, cómo podría mostrarte que apenas nada me importa: nada más que lo importante.

Anuncios

Comentarios»

1. ktulu - enero 10, 2008

no sé qué es m´s bonito, si la poesía en verso de Neruda, o la tuya en prosa. qué guay debe ser tener una hermana mayor como tu! ^^

2. TintaRoja - enero 10, 2008

Guapa.

3. nodisparenalpianista - enero 10, 2008

Qué suerte aprenderse poesías d ememoria. A mi no me enseñaron y ahora ya me pilla sinfónicamente rendido.

4. Leyre - enero 10, 2008

Vamos, que me dejas alucinada, creo que voy a quedarme esta entrada, yo me quedo con un trocito de ti. Es preciosa.

Beso….!

5. Ricardo - enero 10, 2008

Ja, esta poesía me la se yo de memoria!

6. Vázquez - enero 10, 2008

A mí me gusta siempre tu prosa.

7. Marc Roig Tió - enero 10, 2008

Yo también aprendí varias en cuarto de primaria, aunque se me han ido olvidando. La que permanece es “la canción del pirata”.

Pero si de verdad quieres alucinar, pide a Joana (2 años y medio) que te recite “A MARGARITA DEBAYLE”: 92 versos del tirón.

Bonita entrada.

8. Néstor - enero 11, 2008

Neruda es droga pura, que me narcotiza y me hace viajar más allá del planeta Tierra solo con cerrar los ojos…
Pero mejor que Neruda, mucho mejor, es tu prosa.
Ale.

9. maria - enero 11, 2008

Marta! toma pedazo de entrada!. Preciosa la poesia de Neruda, preciosa, ya me la habian pasado y he intentado aprenderla de memoria,porqueme gusta mucho, sobretodo eso de: “Déjame que te hable también con tu silencio/claro como una lámpara, simple como un anillo./Eres como la noche, callada y constelada./Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.”. Me gusta. Y tuúltimo párrafo es magistral!. genial!

10. J. - enero 11, 2008

Qué bien te sienta el siempre.

11. Juanan - enero 11, 2008

¡Delicioso!

12. Macca - enero 12, 2008

Ojalá que tu voz logre alcanzar a esa persona que te gusta siempre. Pero tendrá que querer oir…

Por cierto -no se lo digas-, ¡Nano es grande! Porque tiene dentro de él algo más que un viejo… ¿cómo era? ¿En la barriga? Una de tus primeras entradas, si no recuerdo mal.

Siempre fue mi favorito, bien lo sabes. Y, aunque a veces no le soportes más, ¿tú qué harías sin él?

¡Un abrazo!

13. Marta - enero 12, 2008

-> Macca, Nanote te manda un carro de besos y se va a jugar al fútbol. Toda la tarde sin él ¿qué voy a hacer? ¡¡Descansaaaaaar!!

-> Gracias, Juanan

-> Lo tendré en cuenta, Javi, para usarlo más a menudo. Aunque hay veces que el nunca es invitable. Y algunas otras, que nunca y siempre significan lo mismo.

-> Thanks, “Teletipo”. Me alegro muuucho de que te guste.

-> Cómo te pasas, Néstor. ¡¡Exageradooo!!

-> Habrá que escuchar a tu sobri, Marc: “Margarita, está linda la mar…”. Y “La canción del pirata”, que contagia una fuerza misteriosa; vuelve a cualquiera un poco corsario…

-> Como siempre, gracias, Vázquez.

-> ¡¡Demostración YA, Ricardo!!

-> Muchas gracias, Leyretxu. Puedes quedártela si la quieres. Entera. Besote

-> Estás sinfónicamente a tope, Pianista. Y si no, pregúntale a tu “güeps” y a los habituales de tu garito. Fenómeno.

-> Tinta Roja… ¡¡hace mucho que nos “debes” entradaaa!! No escurras el bulto

-> Gracias, Ktulu. Pero de guay, nada. Nanote puede decirte que a ratos, me lanzaría por la ventana


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: