jump to navigation

Sur enero 12, 2008

Posted by Marta in Bilbao.
trackback

Y hubo dos días de viento sur. Uno claro, de cielo azul y sol brillante. El siguiente, oscuro, de nubes espesas y luz tenue.

El primero, la gente salió a la calle sin abrigo; como si de pronto hubieran cambiado el decorado lluvioso que nos encharcaba hasta entonces por otro más templado. El segundo despuntó como si alguien hubiera pintado el cielo a brochazos caóticos, con demasiada pintura. Sí.

El viento sur no es como el norte gélido que casi corta, casi hiere. El sur acaricia, parece que abrazara por sorpresa y con mimo. Y si uno extiende las palmas de las manos, siente que lo toca porque es espeso y cálido.

Dicen que cuando sopla el sur, nos trastornamos. Y puede ser que no les falte razón. Porque quién no correría alocado si amaneciera un día de primavera en mitad del otoño; quién podría resistirse a un atardecer de verano en una puesta de sol de invierno.

Puppy se ríe más los días de sur. Se ríe de nuestro pelo revuelto. De los turistas desconcertados por el inusitado cambio de tiempo. De las faldas insensatas que amenazan con levantarse más allá de lo decente. De los despistados que pierden papeles que se marchan volando. Del andar despreocupado de la chica enamorada. Del descaro del muchacho irlandés de la guitarra.

Y de la claridad meridiana del aire, que se torna más transparente si cabe, porque así el color de sus pensamientos luce rabiosamente.   

A Puppy le gusta el sur. Es así de coqueto.

  

Puppy

Anuncios

Comentarios»

1. J. - enero 12, 2008

Serás provocadora. Puppy sonríe locuelo, diría yo. Los días de viento sur, la facultad de Bellas Artes parecía el estanque de Doña Casilda. Trastorna -fuí vícima durante cinco años- y mucho.

=P

2. Nodisparenalpianista - enero 12, 2008

Crónicas marcianas:
Enero de 1999.
El verano del cohete.
Localízalo, léelo. Verás.

Eso me ha venido a la mente.

3. Néstor - enero 12, 2008

Por esta vez y sin que sirva de precedente, estoy plenamente de acuerdo con el PIANISTA.
Me encantaron las cosas que ve Puppy. Y su sonrisa. Me encantó.

4. Néstor - enero 12, 2008

(no sé qué pasa, que no me deja ponerte un comentario: voy de nuevo).
Por esta vez y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con el PIANISTA.
Me gustaron mucho las cosas que ve Puppy. Y su sonrisa. Me gustó.

5. teletipo... - enero 13, 2008

puppy se rie? ¿a el no le despeina el viento? jajajaja. Bonito!

6. Leyre - enero 13, 2008

Yo estoy de acuerdo con Jota punto, pero añado, que en la facultad de Bellas Artes transtornan otras cosas!!! Empezando por las clases de pintura.

La historia, como siempre, preciosa.

Cualquier día me lo llevo de paseo, que es eso de estar ahí ensimismado, nada, un par de vueltas, y otra vez al sitio. Nuestro Puppy, todo un encanto.

;-)

7. patzarella - enero 14, 2008

¡Qué delicia de día!, lo describes de maravilla, el viento, las faldas, los papeles…, ¡todo! Aquí en México el frío es bastante decente y el el viento del sur sopla muchos días al año…. Es una delicia !!!, lástima del smog… :-(

jaja

8. Nodisparenalpianista - enero 14, 2008

Juajua, Néstor, cobardón, si la mita de veces estamos de acuerdo en todo!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: