jump to navigation

Verídico enero 23, 2008

Posted by Marta in La toga como disfraz.
trackback

Me encargaron un recado. “Vete a este juzgado a consultar tales datos”. Y al acercarme al mostrador, mis pies chocaron con algo que había en el suelo. Al primer vistazo,  no me pareció más que una caja de folios.

Miré y volví a mirar.

El agente judicial me sorprendió frotándome los ojos. “¿Qué necesitas?”. Casi había olvidado lo que buscaba. Un poco azorada y titubeante, le pedí un par de asuntos.

En cuanto se dio la vuelta y fue a por ellos, saqué el teléfono móvil y fingí que escribía un mensaje.

En un juzgado 

Néstor, ¿también ocurren cosas así en los juzgados manchegos?

Para los malpensados de mente retorcida: NO, NO ME SUBÍ.

  

Anuncios

Comentarios»

1. Leyre - enero 23, 2008

jajjaaj es curioso…Tiene que haber igualdad, jeje.

Besicos marta

2. Ángel - enero 23, 2008

jajajajaja,

3. Juanan - enero 23, 2008

¡Jajajajaja qué poca vergüenza! De repente me caen mucho mejor los bilbaínos.

4. maria - enero 23, 2008

¿¿¿¿no tes subiste???? jajajajajajajaja

Marta, me encanta ese don que tienes para sacarle punta a todo!

5. pol - enero 23, 2008

Con Leyre: viva la tolerancia, el igualitarismo y los derechos de los marginados y desfavorecidos bajitos…
Pero, sobre todo, viva el sentido práctico de los agentes judiciales de ese mostrador. De quitarse el sombrero, aunque sólo sea por su capacidad de simplificar. ¡Hala!

6. Néstor - enero 23, 2008

Juas, juas, juas… Casi me doblo de risa: ¡qué bueno!
En Ciudad Real los funcionarios no tienen tanto sentido del humor (o no abundamos los bajitos tan bajitos). Y, sobre todo, las secretarías de los juzgados no tienen mostrador: nos sentamos delante del funcionario y, después de hablar un rato de fútbol, los hijos o la guardia del otro día, le pedimos que nos miren tal o cual cosa. Es todo más humano, sin duda, pero menos gracioso.

7. Nodisparenalpianista - enero 23, 2008

Oye, pues parece que nadie pone el dedo en la llaga, peor como a mi n io me suelen disparar, ya hurgo yo.
Bilbao ha de estar lleno de retacos a tenor de lo marrana que está la caja. O eso, o los res bajitos son unos profesionales de pisar charcos, que también podía ser.
De todos modos yo habría escrito “Subirse…” o “Se suban…” que casi es más castizo.

8. Altea - enero 23, 2008

Jo, Marta, me acabas de alegrar la tarde interminable que llevo, qué risa.
Es que claro, imagínate que el funcionario en cuestión también es bajito, es que ya ni se ven. Algo había que hacer. XD

9. Álvaro Matía - enero 23, 2008

Tampoco es que el podium ese parezca muy estable…

10. Marta - enero 23, 2008

-> Mmmm… No lo sé, Álvaro pero si te quedas con la intriga el próximo día, lo pruebo…

-> Hay funcionarios altos y bajitos pero a veces, Altea, no se les ve sólo porque no están…

-> ¡¡Juas juas, Pianista!! No se me había ocurridoooo… Yo aún no he visto a nadie encaramarse al cajón. Quién sabe: un día se sube uno y se parte la crisma o así…

-> ¿Sabes, Néstor? Aquí, los abogados de cierta edad cuentan -con nostalgia- que eso mismo ocurría en estos juzgados “cuando ellos empezaron”. Ahora es un montaje descomunal. Aunque también ayuda lo de ganarse a la gente de cada oficina. Algunos se dejan. Otros…

-> ¡¡Juas juas, Pol!! Si le vieras… entenderías que delante de su mostrador haya semejante invento. No creo que en todo el edificio haya nadie con tales ocurrencias. A mí me alegró la mañana ese día y los demás que paso por ahí cerca. Sigo esperando el momento en que pille a un incauto haciendo el experimento…

-> ¡¡No me subíííííí, Teletipazo!! Límate el colmillo ;)

-> Pos me alegro, Juanan. Si en el fondo, somos buena gente :)

-> ¡¡Ángel!! Qué gusto “verte” de nuevoooo

-> ¡¡Jaja Leyre!! Para la igualdad, tendrían que poner un agujero al lado de la caja para que los altos, metan las patas hasta la rodilla lo menos :)

11. J. - enero 24, 2008

Qué error. Impone más menos estatura.

12. Macca - enero 24, 2008

Hoy se abre la temporada de exámenes… Me he pasado por aquí para despejarme y coger aire fresco; ¡y mira con qué me topo!

Hoy me subiré a ese podium y me sentiré gigante.

Y lo haré sin manchar, pues con el sol radiante de este día no encontraré charcos en el camino.

Hoy, por ti y por tal ocurrencia, seguro será un día grande.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: