jump to navigation

Borrachera febrero 2, 2008

Posted by Marta in La vida misma.
13 comments

– Anoche bebí demasiado. Demasiada cerveza, demasiado vino, demasiado whisky. Pero no caí en la cuenta hasta que me acosté y la cama comenzó a dar vueltas. No dije muchas tonterías ¿verdad? Pero la cama giraba a una velocidad del demonio. 

– Te lo advertí, tenías que haberte cortado un poco. Nunca me haces caso cuando te hago una advertencia.

– ¿Sabes? No me importa. No me importa en absoluto. He pasado la noche intentando dormir y sintiéndome fatal. Pero esta vez sólo era la borrachera. Todas las noches anteriores me ocurría lo mismo y estaba sobria; fueron espantosas y la sensación no se me pasaba con la mañana, una aspirina y café cargado. No se me pasa…

 – Es otro tipo de borrachera, de peor resaca. Pero se te pasará con el tiempo. Todas las resacas se terminan pasando. Unas duran más que otras pero siempre se van atenuando hasta que desaparecen. 

– ¿Aunque parezca que no cejará nunca? 

– Aunque lo parezca.

– ¿Me lo prometes?

Mira hacia otro lado. Baja la voz.

– Te lo prometo.

  

A %d blogueros les gusta esto: