jump to navigation

Ángel febrero 23, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
trackback

– Me sorprendes cada vez. No sé cómo lo haces, brujita, no lo sé…

– ¿El qué?

– Siempre estás cuando te necesito, cuando necesito a alguien cerca. Y apareces de repente, de la nada. Sin que te llame, sin te lo pida. ¿Cómo lo haces?

– No digas tonterías

– No son tonterías; estoy hablando en serio. Eres como un Ángel de la Guarda

– Te aseguro que si yo fuera un Ángel de la Guarda, les iría mucho mejor a muchas personas

– Entonces será porque eres mi Ángel de la Guarda

  

Anuncios

Comentarios»

1. mariana - febrero 23, 2008

¡Aplausos! Eso es saber piropear. Pero cuéntanos, ¿cómo sigue la historia? jajaja

2. TintaRoja - febrero 24, 2008

Yo también ando con esa duda, Martita…

3. Juanan - febrero 24, 2008

Mmmmmola

4. Néstor - febrero 24, 2008

Hum. Buen piropo. Te copio.

5. J. - febrero 24, 2008

Precioso. Y es verdad. Sólo se puede ser ángel de la guarda de una persona.

6. am - febrero 25, 2008

Qué bonito! Me gusta el tema de los ángeles de la guarda. Saludos!

7. Futblo - febrero 25, 2008

Que suerte, tener Angel y conocerle….

8. teka - febrero 26, 2008

me ha gustado.creo que los amigos tambien entran en el “saco” de los ángeles de la guarda no??tambien estan siempre cuando los necesitamos.
nos vemos un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: