jump to navigation

Chicle mayo 1, 2008

Posted by Marta in La vida misma.
trackback

  

De vez en cuando, me acuerdo de los anuncios de boomer. De cómo se estiraba aquel hombre-chicle y alcanzaba el infinito sin romperse.


Me acuerdo de esos anuncios cuando no llego a todo lo que quiero llegar. Apenas a lo que tengo que llegar.

 

Detesto las cosas mal hechas pero casi me resultan peores las que dejo a medias. Me fastidia no poder estar pendiente de las personas. Me enfado si el trabajo absorbe ese tiempo que guardo para ellas. Y me enfado aún más si tan siquiera puedo terminar con las obligaciones pendientes.

 

De vez en cuando, echo en falta no tener más brazos, un tele-transportador, mejor humor. Días más largos. Una computadora en el cerebro. Un poco de paz a mitad de semana. Horas de sueño.

 

Me acuerdo de que, en realidad, el boomer era un asco de chicle. Pero en el anuncio parecía que llegaba a todas partes. Al infinito. Sin romperse.

  

Anuncios

Comentarios»

1. pol - mayo 1, 2008

“Me fastidia no poder estar pendiente de las personas. Me enfado si el trabajo absorbe ese tiempo que guardo para ellas”.

Qué acertado… Cómo duele eso. Pasa mucho. Aunque también suele suceder que, al final, al final, final, final… sí que llegas.

¡Ánimos!

2. Leyre - mayo 1, 2008

jajaja Marta que reina eres!claro que llegas..aunque te parezca lo contrario. A mí también hay días que se me quedan cortos, ne absorve el mal humor etc…pero bueno en el fondo somos como boomer chicaschicle..se llega se llega… Y el día que no, pues no se llega, no pasa nada.

Un abrazo fortote!

3. J. - mayo 1, 2008

Si te partes que sea de risa. Llegas siempre.

4. Néstor - mayo 2, 2008

¿Qué manía tenéis de llegar a todo? Nadie te lo pide. Eso sí, a lo que llegues, llega a tope.
Además el Boomer ese era, en efecto, un asco de chicle…

5. am - mayo 2, 2008

Bueno, Marta, acuérdate que el chicle además de estirarse, también se pega con facilidad. Seguro que vas dejando cachitos de ti que se van pegados con los que quieres estar. Un beso!

6. mariana - mayo 4, 2008

jajaja. Te entiendo perfectamente :) Pero mira la hinchada que tienes, a algo debes estar llegando ;)
Abrazos del Sur

7. a tiza y papel - mayo 4, 2008

Eh, que el examen, ya lo has pasado. No olvides que la vida no es ningún examen; la vida es un aprendizaje. Somos aprendices y no expertos!
Y perdona la osadía de mi consejo; es que tengo muuuchos trienios y sexenios y decenios (lo de los decenios, no existe, es una broma, pero si existieran, laboralmente hablando, claro, también tengo algunos más que tú).
Yo soy de chicles Bazoka.

8. cris - mayo 5, 2008

No es necesario llegar a todo…para mi lo importante es: profundizar en algo…intentar algo….tener ilusión por algo…vivir para algo…sufrir para algo…y en definitiva…juntar pequeñas piezas para completar el puzzle…
En mi caso…cuando me entra el desánimo siempre uso mi palabra estrella: esperanza. Y como digo en mi blog: “La esperanza nunca defrauda”
Un saludo, me gustó tu blog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: