jump to navigation

Trae septiembre 7, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
trackback

Ahora que te has ido prométeme -prométemelo- que traerás, a la vuelta, 

– a ti, lo primero, sin rasguños y rebosante de alegría

– un abrazo inmenso, por todos los que faltarán estos días

– los rincones más bellos en tus retinas grabados; sonidos y colores de culturas mezcladaspolvo de la carretera, arena en los bolsillos y salitre de ese mar que no es mar

– recovecos de la ciudad vieja y sus cuatro puertas; alguna piedra antigua que encuentres en el camino; una ramita del Monte de los Olivos y el canto del gallo

– ruido de pasos sobre el suelo de la tierra que le vio nacer; rumor de oración; el silencio de los Santos Lugares y la explosión de júbilo por haberlos vistado

– las palabras que mejor expresen cuánto has disfrutado, para vivirlo a su través y entonces será como si yo también hubiera estado

– tu sonrisa de siempre, ésa que me refuerza la calma cuando flaquea

  

Y yo, mientras, colecciono momentos -grises y brillantes, todos los que pueda- para mostrártelos cuando llegues, para que no me encuentres      -como suele sucederme- con las manos vacías.

  

Anuncios

Comentarios»

1. maria - septiembre 7, 2008

Bonito lugar para irse y bonitas cosas las que promete volver a la vuelta.

¿tu las manos vacias? no creo! esa sonrisota que lo llena todo!

2. Dulcinea - septiembre 7, 2008

Pero si tienes las manos llenas de historias…

3. Juanan - septiembre 7, 2008

Con alguien que me pida esas cosas yo tendría que estar muy convencido para irme.

4. Leyre - septiembre 8, 2008

“Las palabras que mejor expresen cuánto has disfrutado, para vivirlo a su través y entonces será como si yo también hubiera estado.
Tu sonrisa de siempre, ésa que me refuerza la calma cuando flaquea.”

Precioso.

5. Néstor - septiembre 8, 2008

Me temo, Marta, que es imposible encontrarte con las manos vacías.

6. carlos - septiembre 8, 2008

Hola, es la primera vez que entro en tu blog y la verdad es que lo poco que he visto me ha encantado.

7. macca - septiembre 8, 2008

¿quién ha tenido la suerte? después, cuéntanos, como si hubieses estado. un abrazo!

8. J. - septiembre 8, 2008

Lo va a pasar fenomenal y vendrá con las manos bien llenas. Seguro.

9. am - septiembre 8, 2008

Cuando se vuelvan a encontrar, ninguno de los dos tendrá las manos vacías. Un beso!

10. Marc Roig Tió - septiembre 8, 2008

¿Ya está allí? Yo espero escaparme algún fin de semana (y pico) este otoño. ¿Y tú? Estará bien que vuelva con las manos llenas, pero tú también puedes ir a buscar lo que le recomiendas que traiga.

11. Juanluís - septiembre 8, 2008

De los Santos Lugares en general y de Jerusalén en particular te puede traer lo que pides y seguro que te sorprende con algo más. Es una experiencia única, asombrosa para que te la cuenten; si en un futuro lo puedes vivir en primera persona, no lo dejes escapar.
P.S.: “Iuris et de iure”, siempre vienes con las manos llenas.

12. Paco Sánchez - septiembre 9, 2008

Casi nunca se me ocurren comentarios, pero siento la necesidad de dejar constancia de que sigo pasando por aquí y de que me sigue gustando mucho lo que leo, muchísimo

13. nodisparenalpianista - septiembre 9, 2008

Tan importante como lo que traerá, el encargo que lleva.

14. maria jesus - septiembre 9, 2008

me enacantó cómo lo expresaste


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: