jump to navigation

París, detalle (VI) septiembre 19, 2008

Posted by Marta in Huidas, escapadas y otras cobardías.
9 comments

 

En París hay magia. Encanto. Sorpresas. París juega con el visitante y le emociona. Se muestra con grandeza y se oculta en rincones que parecen insignificantes y no lo son. Misterios, filigranas y detalles.
 
París se hace querer y se deja encontrar. Sale en busca del caminante perdido aunque no se haya perdido. O cuando se pierde a propósito. Es necesario perderse en París. Andar, curiosear, reír, mojarse, pensar, gritar. Incluso llorar. Y escribir.
 
En París todo es hermoso. El Sena y los muelles, las avenidas imponentes, las calles estrechas y retorcidas, las cuestas. Las fuentes, los jardines, las plazas y los cafés. Las iglesias. Y desde lo alto, los mares de tejados. Océanos de azoteas, agujas y torres. Terrazas escondidas a los ojos de la calle. Claraboyas. Y desde lo alto, miradas legendarias, antiguas, perennes, que contemplan el tiempo, el paso del tiempo y el de las gentes. Si uno pone la atención debida, puede escucharles hablar.

 

 

      

 

A %d blogueros les gusta esto: