jump to navigation

Kate y Bo, fragmento octubre 4, 2008

Posted by Marta in Letras con nombre propio.
trackback

 

“(…) Miré a mi alrededor y busqué algo con que distraerla para impedir que le diera uno de sus ataques. Una araña se dirigía hacia nosotras por la arena, arrastrando a un tábano muerto, o, mejor dicho, caminaba hacia atrás sujetando al tábano con las mandíbulas y las patas delanteras, y escarbaba trabajosamente con las otras. Un día Matt y yo habíamos visto a una pequeña araña que intentaba sacar una cachipolla tres veces más grande que ella de un hoyo que había en la arena. La arena estaba seca, y cada vez que la araña remontaba la pendiente, los bordes del hoyo cedían y la araña volvía a caer al fondo. Lo intentaba una y otra vez, sin cambiar nunca de ruta ni aflojar el ritmo. Matt me dijo: “La pregunta es la siguiente, Kate: ¿es muy tozuda o tiene tan poca memoria que olvida lo que ha pasado hace dos segundos y siempre cree que lo está intentando por primera vez?”.

 

Estuvimos observándola casi media hora y, al final, para gran alivio nuestro, lo consiguió, así que decidimos que no sólo era muy tozuda, sino también muy lista.

 

– Mira, Bo -dije-. ¿Ves esa araña? Ha atrapado a una mosca y se la lleva a su casa, ¿lo ves? Y cuando llegue a casa construirá un capullo alrededor de la mosca y luego, cuando tenga hambre, se la comerá.

 

No pretendía compartir con ella mi fascinación, como Matt compartía la suya conmigo. Mi objetivo era menos elevado. Sólo confiaba en que Bo se mostrara interesada, en lugar de enfadarse, porque no me sentía con fuerzas para aguantar una de sus pataletas.

 

Sin embargo, no logré despertar su curiosidad. Creí que lo había conseguido porque Bo se inclinó hacia delante y miró atentamente a la araña durante un par de segundos, pero luego se sacó el pulgar de la boca, se puso en pie, caminó tambaleándose hasta donde estaba y la pisó. (…)”.

 

De “A orillas del lago”, de Mary Lawson.

Otro entre -tantísimos- libros que no deben quedarse sin leer.

 

Anuncios

Comentarios»

1. a tiza y papel - octubre 4, 2008

Muy buena novelita, sí señor.
Y una recomendación: corta, sencilla, triste, la de un amor no correspondido, que resite el paso del tiempo. “Carta de una desconocida”. Ya sabes, de mi adorado S. Zweig.

2. dulcinea - octubre 5, 2008

¿Te gusta Zwieg? LO que he leído de él me encanta. Voy a ver ese que dices, a ver qué tal.

Marta, buen fragmento para la reflexión.

3. Vida - octubre 5, 2008

Añadidos a la lista de libros que leer. Gracias :)

4. a tiza y papel - octubre 5, 2008

En un par de horitas, “pan comido”. Verás qué gustazo!

5. maria - octubre 6, 2008

ya decía yo que me sonaba ésto…. pero no era capaz de decir de donde… bonita novela, si.

6. maria - octubre 6, 2008

por cierto atiza, zweig, buena elección, aunque ese no lo he leido, pero me gusta como escribe. “El candelabro enterrado”, es otro ejemplo!

7. am - octubre 6, 2008

Se lee muy interesante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: