jump to navigation

Scenas noviembre 27, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
8 comments

 

La capacidad de congelar momentos e instantes. De describir gestos e intenciones. De narrar vidas o ambientes.

 

Hay que saber oír y escuchar, ver y mirar. Y la mente despierta. Sana curiosidad. Inquietud. Una libreta siempre a mano. La cabeza en permanente ebullición. El corazón hecho esponja. Para capturar trozos de realidad en fotografías. Inventar y sujetar en un papel historias. O fragmentos de historias que, cosidos con puntada fina y hábil, se convierten -por ejemplo- en un guión.

 

Durante estos meses, uno de ellos va tomando poco a poco forma de cortometraje: ocho minutos y medio impresos sobre una cinta de película, gracias a la labor de un gran equipo. Infinidad de horas de trabajo y poco tiempo para dormir. Buscar actores. Patrocinadores. Escenarios. Una amiga que se encargue del maquillaje. Y una madre que prepare el catering para el rodaje. Algún colega al que endosarle el making-of. Rogar para que no llueva.

 

– Silencio todos, por favor. -¡Cámara! – Grabando. – ¡Sonido! – Bien. – Silencio… atentos yyy… ¡acción!

 

La banda sonora. Prisas. Montaje. Plazos. Comprobaciones. La ilusión, el esfuerzo, las ganas de verlo terminado. Tiene que salir bien.

 

Ahora, mientras Pol se estrena en el guión y producción de su proyecto final de carrera, pone en marcha otro más pequeño y sencillo para descubrirnos curiosidades del cine, hacernos pasar buenos ratos y darnos alguna que otra sorpresa.

  

Con todos ustedes,

 

scenas-by-pol

 

Quince. Pollock. noviembre 21, 2008

Posted by Marta in Bilbao.
14 comments

 

El pequeño artista dejó de ser pequeño hace tiempo y abulta mucho más que yo a pesar de haber nacido doce años después. Sin embargo, “pequeño” es el título que se ganó por llegar en último lugar -algo que nadie le preguntó y que no pudo elegir, igual que yo, que vine la primera- y, aunque a veces le moleste reconocerse como tal, sabe bien las ventajas que le confiere su grado.

 

Ahora se concentra en el cuadro que le va a regalar a su amiga Gina el próximo febrero, por su cumpleaños. Este verano, ella se lo pidió sin rodeos -¿me pintarás un cuadro por mi cumpleaños?, eso le preguntó- y a él le faltó tiempo para decirle que sí, que lo haría.

 

Estuvo unas semanas perfilando la idea con Jorge, el maestro. Óleo o acrílico. Tabla o lienzo. Hizo pruebas con las variables sobre la paleta. Y cada tarde de miércoles, en la academia, avanza unas cuantas pinceladas, cuidadosamente, porque quiere que el resultado sea perfecto. Ya voy casi por la mitad. Dice Jorge que está quedando precioso. Y yo de Jorge me fío mucho.

 

Hoy Nano cumple quince. Sí, quince. Solamente o tantos. Según cómo se mire. Según a quién esté haciendo viejo o a quién sentirse chaval de nuevo.

 

El chico que dejó de ser niño. La voz grave que apagó la aguda. El temperamento susceptible. Las chicas. La euforia. Quince años tiene mi amor. Salir. Los amigos. Ey, nena. Estudiar poco. Soñar mucho. Fumar a escondidas. Paso de todo. Estar en la luna. En la inopia. En la luna de Valencia -qué tendrá-. Pensando en las musarañas. El fútbol. Las chicas. La guitarra. Salir. No entrar. Camisetas negras y heavy-metal. No me rayes. Salir otra vez.

 

Un arrasador torbellino de bonadad y simpatía, de emociones, de sentimientos encontrados y claro, de bramidos, desacatos y desacuerdos.

 

Hace no mucho, caminábamos juntos por la calle, agarrados del brazo. De pronto, se soltó.

 

– No me importa que vayas colgado de mi brazo ¿eh?

– Ya, bueno… da igual. Es que… nos podemos encontrar algún colega por aquí y… no es plan

 

No es plan.

 

– Pero hombre, no tienes una hermana tan horrible…

– No, claro. Taaan horrible no…

– …

– Pero vaya, que tampoco te pienses que eres miss universo

 

Por si me quedaba alguna duda.

 

Cumple quince, ¿lo había dicho?

nano

 

 

[Un amigo le inmortalizó como Pollock en plena inspiración]

 

NO a la pornografía infantil noviembre 20, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
5 comments

 

Puedo reconocer que me da pereza escribir una entrada así. Que no me viene ninguna idea a la cabeza. O que ando justa de tiempo. Lo reconozco. Todo eso es verdad.

 

También es cierto que no me gusta que en mi casa entre gente mala, sucia o retorcida. Y menos aún, personas cobardes que se aprovechan de los más indefensos para satisfacer sus deseos más bajos.

 

 

Pero si a cambio de que se manche mi felpudo, alguien llega aquí en lugar de a un niño perversamente utilizado. Si quedara el suelo rayado o el salón patas arriba porque una sola persona en busca de angels, lolitas o boylovers, se parara a pensar un segundo en lo que verdaderamente hace. Si atraca en este puerto alguna mente aviesa que navega en pos de preteens, girllovers o boyboy y se remueve un ápice su conciencia. Entonces estaré contenta de haber ayudado un poquito a los más pequeños, a nuestro mañana y nuestra sonrisa, a quienes más derecho tienen a ser defendidos, cuidados, mimados…

 

 

Porque a los angels de los que se abusa se les cortan las alas para volar hacia el futuro. Porque los preteens de quienes se aprovechan tienen que llegar a ser teens sanos y alegres. Porque las lolitas son niñas de carne y hueso que esperan que alguien que de verdad las quiera les rescate para tener una vida normal.

 

 

Porque los niños son uno de los tesoros más hermosos que hay en el mundo. Porque sólo tienen que ser felices. Y son nuestra responsabilidad.

 

 

Porque, por los niños que sufren, todo es poco y siempre se puede más.

 

 

campana-20-nov

 

[Un agradecimiento especial a Paco Sánchez y a los demás promotores de esta campaña tan grande, en todos los sentidos]

 

Abrazo de oso noviembre 17, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
9 comments

No tiene ni idea de cómo controlar su propia vida que se le escapa constantemente entre los dedos sin acertar a ponerle freno. Pero en el colmo de su inconsciencia, ha anestesiado el vértigo que le provocaba la incertidumbre de no saber nunca cuál va a ser el siguiente paso. Una carrera eterna, las juergas, el deporte, los amigos. Y las amiguitas.

 

Sin embargo, su carácter tranquilo y su buen humor son capaces de rescatar a cualquiera de un mal momento. Todo vale para que el negro se tiña de miles de colores. La luna porque estés bien; el sol porque sonrías. Palabras, gestos, detalles, guiños… Así, por ejemplo, después de un disgusto, con los ojos todavía húmedos y la furia a flor de piel, comiendo un kebab a las tres de la mañana en una plaza desierta al borde de la playa, pringada de salsa hasta las cejas: estás muy sexy. Por ejemplo.

 

Oye tú, Huesos, ¿quieres dejar de agobiarte? Cuándo asumirás que no puedes controlarlo todo… Y que no eres responsable de cada cosa que sale mal…

 

– Y te permites darme semejantes lecciones… 

 

Mira qué par, aquí tumbados: tú, Huesos y yo, calavera 

 

Y por un instante, parece que el universo alcanza un equilibrio exacto, la armonía perfecta, en ese momento, en ese lugar.

 

una-tarde

 

– Chiquitina, ¿qué oyes? Dime, ¿qué oyes? Sólo el ruido del viento y del mar. ¿Ves? Todo está en calma y yo, contigo. El aire huele a sal. Sabe a sal, ¿te has dado cuenta? 

 

– El tigre de bengala. ¿Lo recuerdas? De chiquita, me asustabas siempre con las historias del tigre de bengala. Pero ahora todo me asusta mucho más. Sólo soy un espantapájaros espantado. Sólo eso…

 

Y después:

 

– Pongamos cada cosa en su sitio: lo malo, lejos -échalo fuera- y lo bueno -tanto-, aquí, custodiado bien adentro.

  

Lo arregla todo con el abrazo del oso.

 

– Me vas a espachurrar con tus brazotes… Me estás espachurrando

 

– Es que no quiero que te me escapes. Que, de tan flaquita, parece que te me vas a escurrir… 

 

– No me escapo. Te lo prometo, no me escapo. Pero no me sueltes. No me sueltes, para que no me escurra

 

Luz de nieve noviembre 5, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
12 comments

 

 

En el cielo gris. En tus ojos azules.

 

Luz de nieve en tu sonrisa.

 

Blanca. Perfecta.

 

Y fría.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: