jump to navigation

Scenas noviembre 27, 2008

Posted by Marta in Saco sin fondo.
8 comments

 

La capacidad de congelar momentos e instantes. De describir gestos e intenciones. De narrar vidas o ambientes.

 

Hay que saber oír y escuchar, ver y mirar. Y la mente despierta. Sana curiosidad. Inquietud. Una libreta siempre a mano. La cabeza en permanente ebullición. El corazón hecho esponja. Para capturar trozos de realidad en fotografías. Inventar y sujetar en un papel historias. O fragmentos de historias que, cosidos con puntada fina y hábil, se convierten -por ejemplo- en un guión.

 

Durante estos meses, uno de ellos va tomando poco a poco forma de cortometraje: ocho minutos y medio impresos sobre una cinta de película, gracias a la labor de un gran equipo. Infinidad de horas de trabajo y poco tiempo para dormir. Buscar actores. Patrocinadores. Escenarios. Una amiga que se encargue del maquillaje. Y una madre que prepare el catering para el rodaje. Algún colega al que endosarle el making-of. Rogar para que no llueva.

 

– Silencio todos, por favor. -¡Cámara! – Grabando. – ¡Sonido! – Bien. – Silencio… atentos yyy… ¡acción!

 

La banda sonora. Prisas. Montaje. Plazos. Comprobaciones. La ilusión, el esfuerzo, las ganas de verlo terminado. Tiene que salir bien.

 

Ahora, mientras Pol se estrena en el guión y producción de su proyecto final de carrera, pone en marcha otro más pequeño y sencillo para descubrirnos curiosidades del cine, hacernos pasar buenos ratos y darnos alguna que otra sorpresa.

  

Con todos ustedes,

 

scenas-by-pol

 

A %d blogueros les gusta esto: