jump to navigation

Preparativos diciembre 6, 2008

Posted by Marta in La vida misma.
trackback

 

El Pianista y Dulci -que son un par de liantes peligrosos y buenísimos- han decidido “armar el Belén”, ahora que es tiempo de Adviento. Con esa idea, quieren que aportemos granitos de arena sobre costumbres y tradiciones navideñas. Lo de siempre: ya que estamos, algo haremos. Está abierto para todos el “Festival de Belenes”. Y Marichunga dijo ayer que la de hoy, la monto yo.

 

 

Hace más de un mes que me pinchan los abetos, los cuernos de los renos, las barbas del gordo de rojo, las estrellas de cinco puntas. Llenan todo de estrellas como si hubieran olvidado que hay millones cada día si uno eleva la mirada al cielo, y todas brillan hermosas. Claro que luego está La Estrella. La que guió a los Magos de Oriente hasta el lugar donde había nacido Dios. Eso es la Navidad. Que viene de Natividad; es decir, nacimiento. Del Niño Jesús. Que es lo que celebramos en Navidad. Pero no en noviembre, ni siquiera diciembre entero. Y que -curiosamente- lo que motiva que todo se llene de luces y música, los regalos, las fiestas… ¡Incluso que los años de nuestra era se cuenten como se cuentan! Esto es, desde el año cero, cuando Dios vino al mundo en forma de criaturita preciosa e indefensa.

 

A qué vendrá entonces que los escaparates, las bolsas y las guirnaldas me feliciten la Navidad desde hace más de treinta días si la mayoría de la gente ha dejado vacío, hueco, todo ese sonido alegre que inunda los últimos días del año y nos calienta el corazón en fechas tan frías; qué sentido tiene si apenas nadie se entera -literalmente- de la fiesta. Como tampoco recuerdan de que el día 8 de diciembre celebraremos la de la Inmaculada Concepción (mucho menos que hoy es la de San Nicolás) y se conforman con tirarse a la bartola durante tres días ¡hala! por el puente de la Constitución.

 

 

Desde que somos chiquitos, un par de semanas antes de Nochebuena vamos al monte a por musgo. A por el musgo que después será el suelo verde de Belén, por el que paseen las figuritas: la chica melancólica del cántaro, el panadero, la lavandera del río, el gandul que duerme sobre la hierba, los pastores y la lumbre, las gallinas, los gansos, los conejos. Sus Majestades, los Reyes elegantísimos, que asoman un poco al final del decorado y que hasta el día seis de enero no estarán ante el Portalito. Y por supuesto, María y José. Y el Niño Bonito que vino a salvarnos.

 

Ahora estamos más dispersos, en distintos lugares, dedicados a cosas diferentes. Pero nos hace la misma ilusión que entonces ir a Altube o a las faldas del Gorbea, bien abrigados, con la navaja de marinero, a recortar tepes gorditos. ¡Mira, aquí aún no ha pisado nadie! Y entonces entra la navaja de marinero. Una navaja de marinero tiene la punta roma aunque el filo es cortante. La llevaban los hombres de mar para sus labores con los cabos, las redes que se liaban… pero dificultaba que, tras largas temporadas alejados de tierra, cuando los ánimos se crispaban y las peleas a bordo estallaban con la misma facilidad con que se prende la gasolina al encenderla, la tripulación se acometiera con armas punzantes.

 

 

Parece que ya me he ido por las ramas. Por cierto, en Belén no había renos. Y vale por hoy ¿verdad? Mañana le toca a Luisa en lo del Festival.

 

Anuncios

Comentarios»

1. Macca - diciembre 6, 2008

Acabo de pasearme por el Festival. Mi enhorabuena; el mundo os necesita, chicos. No estamos solos… Ahora sólo tenéis que difundirlo, ¡eh! Yo procuraré hacerlo. ¡Gracias!

(¡Y feliz día de la Constitución! Que se me había olvidado… no así San Nicolás, no así. Por cierto, que él fue nada más y nada menos que el origen del gordo de rojo, antes de que le vistiera Coca-cola; ¿por qué no intentáis rescatarlo contando su historia?)

2. Néstor - diciembre 6, 2008

Pero, tía: ¿corto-pego y me quedo tan fresco? Nada, nada: que te lo curres un poco más (lo de aquí, digo, que lo de allí me ha gustado mucho).

3. nodisparenalpianista - diciembre 6, 2008

Eso, eso, Néstor. marta, que emules al exministro Caldera corta-y-pega esta muy, pero que muy malamente. Menos mal que, al menos, lo qyue cortas y pegas mola la tira, que si no…
Macca, dinos algo y únete a la pachanga. !Viva la Navidad!

4. Dulcinea - diciembre 7, 2008

No os paseis con Martetxu. Que no ha hecho corta y pega, hombre, que ha hecho “la misma versión original” en dos blogs distintos.

Y vosotros dos menos criticar y a explicar lo de las Barbados. Listos.

5. Marc Roig Tió - diciembre 7, 2008

Genial la entrada y muy buena idea lo de armar el Belén en comunidad.

Ánimos!!!!

6. am - diciembre 8, 2008

En mi casa pusimos todo el sábado. Claro que aquí no hay montes donde podamos encontrar el musgo, fuimos al mercado de Tlalpan y ahí conseguimos uno más o menos decente jaja. Pero todo quedó muy bonito. Saludos!

7. J. - diciembre 10, 2008

Espléndido recorrido, Marta. El misterio de la Navidad es tan desconcertante…

y en estos días de bolsillos vacíos.

Somos tan ciegos.

P.D: Antes en Bilabao habia leones. Mira a ver si los han sustituido por renos.

8. Dulcinea - diciembre 10, 2008

Sí, Jota. había leones.
Pero yo muchas veces me acuerdo de la pantera.

9. Myriam - diciembre 11, 2008

Pues a mi me parece que como ha cortado muy bien y ha pegado muy bien y no le falta ninguna letra vale

10. Nodisparenalpianista - diciembre 11, 2008

¿Sigues esquilmando musgos, Marta? Vuelveeeeeeeeeeee!!!!

11. luisa - diciembre 13, 2008

Marta,solo pasaba para mandarte un beso:¡un beso!
Ya está.Mandao.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: