jump to navigation

De historias (y vacaciones) julio 20, 2009

Posted by Marta in La vida misma.
trackback
 
Las historias van ocurriendo; muchas veces sin que uno se dé cuenta siquiera. Empiezan, suceden, se entremezclan. A veces, acaban. Pero todas van dejando poso mientras siguen vivas; en ocasiones, un poso triste o amargo pero, en otras, alegre y brillante.
 
Me encontré con una historia sin querer. Una de las que se convierten en parte del propio tejido del alma, en un trocito inseparable de nuestro ser. De las que, silentes, de tan fuertes, hablan a través de los poros de la piel.
 
Hago recuento de los protagonistas con los dedos de la mano izquierda. Me salen tres. Uno de ellos es Dios.
 
Ahora, el recuento de los personajes secundarios con los dedos de la mano derecha. Utilizo los cinco y quizá me vengan bien los dos que me quedaron libres de la otra.
 
Es curioso cómo van sucediendo los acontecimientos cuando uno no los prevé ni los busca ni los espera. No vale decir ‘no estoy preparado’. La vida no nos suele preguntar si lo estamos para dar el siguiente paso. Supongo que es mejor así porque, si lo hiciera, echaríamos el ancla mil veces. Y vivir fondeado es casi como no vivir: un barco atracado que sólo sube y baja con la marea pero ni se hace a la mar ni navega surcando las olas ni visita otros puertos. Sólo respirar, comer y dormir, como los bebés pero cuando ya no somos bebés sino personas mayores: supuestamente maduros, decididos, responsables de nuestros actos. Aunque conservemos parte del niño que fuimos porque eso no se debe perder nunca.
 
Ese niño es también parte fundamental de la historia. Sin ella, ni hoy seríamos quienes somos ni estaríamos donde estamos.
 
 
PS.- Con esto, hago un breve paréntesis en mis ‘vacaciones off-line’. Pero las necesito, es inevitable: todavía tengo mucho trabajo por delante antes de que llegue agosto y pueda escaparme a descansar de verdad. Las horas, los días y las noches están resultando excesivamente cortos para hacer todo lo que ha de quedar terminado para entonces. Hay demasiadas cosas importantes -en todos los sentidos- que dejar resueltas. Por eso me despido un poco. Hasta pronto, hasta cualquier rato.

 

Anuncios

Comentarios»

1. J. - julio 20, 2009

Y a lo peor ya tenemos el barco como Chanquete, en tierra -“y no nos moverán”- o nos miramos al espejo una mañana y descubrimos que somos bebes con barba.

uf.

Hasta cualquier rato!!!

2. Futblo - julio 20, 2009

Me gusta como lo explicas.

Un barco siempre debe navegar, aunque necesita sus paradas en seco, su calafateado y sus remiendos en las velas, pero donde se pule, se disfruta y se siente, es navegando.

Feliz singladura amiga.

Beso

3. maria - julio 20, 2009

y yo que me quedo con las ganas de saber la historia… porque lo del barco no es la historia! jajajaja.

Animo con el final…. yo, no es por darte envidia, pero de aqui tres dias estoy de vacaciones!!!!!

4. maktub - julio 20, 2009

una vez oí una frase que decía algo así: el barco está más seguro en puerto pero ha sido construido para navegar por alta mar..

5. dulcinea - julio 21, 2009

Ya, pero ¿y la historia?

6. bettyboop - julio 23, 2009

Marta! todo menos despedirse sin contar la historia!!!! Qué haremos los curiosos?
En fin…descansa y pásalo bien!!
bettyboop

7. nestor - julio 23, 2009

Bueno, no está mal eso de comenzar historias o de reencontrarse con algunas viejas. ¡Mucho ánimo con eso y con el despacho!

8. Jaime - julio 23, 2009

Hola,es increiblemente humillante! encontrar una historia como esta especialmente cuando no la estas buscando.Pero saber que alguien,puede gritar lo que muchos de nosotros no nos atrevemos ni siquiera a pensar,es totalmente refrescante.. BRAVO.

9. Jesu - julio 23, 2009

No hay que perder eso de niño que llevamos dentro cuando ya somos adultos, precisamente porque cuando somos niños siempre estamos prestos a la aventura y a descubrir cosas nuevas. Y vaya si las descubrimos. No nos queda otra.

La vida sería muy aburrida si andásemos siempre con pies de plomo y renunciáramos a todo lo que nos presenta la vida de forma altruista. Estas historias espontáneas, imprevistas, no son casualidades, como muchos creerían, sino oportunidades que nos da la vida para poder llegar a maravillosos lugares, momentos y personas en las que jamás hubiéramos pensado.

Me viene a la mente una cita de Gilbert K. Chesterton, que reza:

“Una adversidad es sólo una aventura erróneamente considerada; una aventura es una adversidad correctamente considerada”.

No sé si tendrá algo que ver o si aportará más o menos luz a tu entrada, pero dicho queda.

Y con este tacazo de comentario, el primero después de mucho tiempo de ausencia por estos lares (con toda la poca vergüenza que me caracteriza), me despido con el deseo de que pases unas estupendas vacaciones y vuelvas con muchas de esas historias que surgen de la nada y nos llenan todo.

¡Un beso desde el fresquito Sur, Marta!

10. Nodisparenalpianista - julio 23, 2009

Jo, Marta.
Bueno, en Roma seguiré el rastro de las historias esas que se anda dejando la gente, como los flecos de las ropas viejas, deshilachados pero bonitos.
Nos debes una, que lo sepas. Y nos la vamos a cobrar.

11. Jaime - julio 25, 2009

Hola!otra vez yo.deshilachados si,bonitos,que va! conveniente, para aquellos que perdieron la esperanza…y comodo,para los vagos…..Y, a lo mejor tengo que pagar, por favor, es un placer!!….chao..

12. Jaime - julio 25, 2009

Por favor disculpen si pueden!los defectos en mi gramatica.apenas estoy aprendiendo,o a lo mejor recordando,algo que con el tiempo se convirtio en rutina.Y si!!tu luz toca la puerta de mi alma…es muy tarde aqui! me voy a dormir.o despertar cual es la diferencia?

13. Thomas - julio 30, 2009

Preciosa historia. Me ha gustado tu blog.
Saludos,
Thomas

14. Leyre - agosto 10, 2009

Gracias por estas historias, da gusto. Te echamos de menos. Ya sé que lo prometido es deuda, pero en fin, ando y no ando. Un abrazo enorrme bilbutxi.

15. Nodisparenalpianista - agosto 23, 2009

Marta, en Roma, bien. Misiones cumplidas y varias veces. Hasta pronto.

16. ladandy - agosto 24, 2009

Marta, qué tal todo? Beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: