jump to navigation

Cruzar la calle septiembre 11, 2009

Posted by Marta in Script-Girl.
trackback
 
Una mañana me acordé de que tenía pendiente “My blueberry nights” y de que, por la noche, estaría sola en casa, sin alboroto ninguno. También supuse que la película no estaría alquilada en el videoclub y acerté: sé que no fue “comercial” aunque tuvo un par de nominaciones a algún premio; conocía la historia porque leí algo sobre ella cuando la estrenaron en Estados Unidos; me provocó curiosidad. Aquí sólo se exhibió un par de semanas en salas pequeñas de “público alternativo”.
 
Me gustan Norah Jones y Wong Kar Wai, cada uno en lo suyo. Pero supuse que sería interesante ver los primeros pasos de la cantante en el cine, de la mano de ese director.
 
Estoy segura de que, esa mañana, me acordé de la película por algunas razones muy concretas. Como, por ejemplo, porque un adiós no siempre significa el fin; a veces es un nuevo comienzo.
 
Al terminar del día, cuando dejé la oficina, vacía, igual que me la había encontrado y como estuvo en todo momento, salvo las horas que yo pasé en ella, hice un poco de cena, puse la película y fui tomando algunas notas y… alguna cerveza.
 
Elizabeth decía que, en ocasiones, nos empeñamos en “cruzar por el lado más ancho de la calle”. Y sí, pensé que es cierto. “Por el lado más ancho”, a través del punto más largo posible que une dos extremos. Lo más complicado, lo menos práctico: soy especialista. Como en eso de no tirar por la calle de en medio sino perderme entre callejuelas estrechas que, de tan pequeñas e ignotas, carecen hasta de nombre. Allí por donde no hay línea recta ni trayecto más corto. Definitivamente, suelo cruzar por el lado más ancho de la calle.
 
Pero en algún momento, la protagonista cae en la cuenta -“me costó casi un año llegar hasta aquí”- de que, “después de todo no fue tan difícil cruzar esa calle” porque “todo depende de quién te espere al otro lado”. Y sí. Todo depende de eso. De manera que, cruzar una calle -da igual por qué lado-, puede  llegar a ser también lo más duro a lo que enfrentarse. Según quién espere. O peor aún, si no espera nadie.
 
Al terminar la película, me quedó una agradable sensación de tranquilidad. La que da saber que alguien ha encontrado lo que buscaba. Y además pensé que me habría gustado poder escribir una de las postales que envía Elizabeth a un amigo mientras viaja buscando lo que al final encuentra:
 
“Querido Jeremy, estos últimos días me han dado clases para no confiar en la gente, pero por suerte he suspendido. A veces utilizamos a otras personas como un espejo, para que nos definan y nos digan quiénes somos, y cada reflejo hace que me guste un poco más. Elizabeth”.
 
La diferencia es que yo no se la habría mandado a Jeremy. Y que habría firmado “Marta”.
 
Anuncios

Comentarios»

1. leyre - septiembre 11, 2009

Cómo me gusta leerte bilbutxi, lo tuyo es…qué se yo…ya no sé ni qué. ¡Un abrazo grande!

2. maktub - septiembre 11, 2009

me encanta, me relaja y me inspira! asi que perfecto! ME ENCANTA LEERTE! =D

3. Dulcinea - septiembre 12, 2009

Me has dado que pensar.

4. maria - septiembre 13, 2009

eso, eso, lo importante es el quien, no el que o para qué….

5. Nodisparenalpianista - septiembre 13, 2009

Oye, hasta has hecho buena la peli!!!!! Vamos, que no la he visto, pero seguro que ahora me gustaría más.

6. Juanluís - septiembre 15, 2009

Confiar. No sé por qué, en ocasiones, se hace tan difícil dar nuestra confianza cuando para nosotros siempre queremos la de los demás.

7. Miguel - septiembre 15, 2009

Cruzar por el lado más ancho, callejear, naufragar, dar volantazos que quiebran un rumbo aparentemente fijo… Nada tendrá sentido si no hay alguien allí, al otro lado, esperando, hagas lo que hagas.

Gracias por contarlo tan bien.

8. am - septiembre 15, 2009

Me gusta mucho más tu reflexión (mucho, mucho más) que la actuación de Norah Jones. Me gustó también ver a Jude Law en un papel más sencillo y menos de “galán rompecorazones”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: