jump to navigation

Alfiler octubre 22, 2009

Posted by Marta in Saco sin fondo.
trackback
   
“Hoy. Es la tercera vez que me cruzo con el chico rubio flaco de mirada azul de alfiler que clava sus ojos en mí sin ningún disimulo.
 
Nunca antes le había visto. No sé nada de él ni me importa quién es ni lo que hace.
 
Sin embargo, lo he notado. Que clava en mí su mirada de alfiler. Y me inquieta. No comprendo por qué siento que me pincha. Que me pincha muy adentro. Como si quisiera hacerme entender algo, algo que enterré una vez, algo que enterré una vez por no encontrarle explicación.
 
Quizá la razón de aquella caída. La que me obligó a poner los pies en tierra firme después de un vuelo alto. No sé qué falló. Sólo recuerdo el dolor que provocó aterrizar de emergencia en la realidad, la carne viva en que se quedó el corazón después del golpe, los rasponazos en mi fuselaje y la crudeza de verme abocada a seguir sin ti”.
      
[ Del baúl de recuerdos, retales y reproches ]
         
            
Anuncios

Comentarios»

1. Nodisparenalpianista - octubre 22, 2009

No me gustan las miradas azules de alfiler. Pero si los vuelos altos, aunque el sol te deshaga las alas.
Aterrizar es bueno. El despegue está más cerca.

Bonito baúl.

2. dulcinea - octubre 22, 2009

Tampoco a mí me gustan esas miradas.

3. ladandy - octubre 23, 2009

No me gusta que me vean, de ningún modo. Aunque sí me gusta sentir que me quieren hacer entender algo, aunque la incógnita quede ahí siempre, sin resolverse. No sé. Es el hecho de que exista la posibilidad de encontrar respuestas donde sea a lo que con tanta insistencia nos preguntamos.

Abrazo!

4. Entremetidos - octubre 23, 2009

Ponte el dedal, anda…que igual te pinchas!

5. J. - octubre 23, 2009

Crudedeza. Sí, sí.ç

=P

6. bettyboop - octubre 25, 2009

Don Juan Ramón García Morato (sabio entre los sabios) siempre dice que uno no puede cargar con los desengaños toda la vida y menos aún permitir que los desengaños o fracasos pasados configuren nuestra forma de afrontar el futuro.
A mi el chico este de mirada de alfiler me da buen fario. Me encantan los rubios. Yo la próxima vez le saludaría con una sonrisa de oreja a oreja. Hay que desconcertar al personal y no dejar que nos desconcierten!
bettyboop

7. maria jesus - octubre 29, 2009

¿No será que le molesta el sol? A los ojos azules suele pasarle

8. maria - octubre 29, 2009

Me gustan los ojos azules, pero no me gustan que se claven como alfileres…

Oye, vuelvo a lo mio, por si de vez en cuando quieres pasarte!

9. Anonetoy - octubre 29, 2009

Una vez que el alfiler se cae cuesta agarrarlo.

10. Juanluís - octubre 30, 2009

Bueno, pincha; pero, al menos, te hizo pensar para bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: