jump to navigation

De bichos enero 24, 2010

Posted by Marta in La toga como disfraz.
21 comments
 
Cuando sube las escaleras del Juzgado, Enrique me encuentra esperando junto a la puerta de la sala de vistas, enfundada -de negro- en una toga enorme: no quedaban tallas pequeñas en el armario.
 
Agita la mano, saludándome. Le saco la lengua, pongo cara de aburrida y me soplo el flequillo.
 
Se ríe, da unos pasos hacia el ascensor. Se detiene, se vuelve con media sonrisa de pillería.
 
– Buena suerte, cucaracha
 
 
Durante el juicio, el letrado contrario miente con una resolución pasmosa, mirándome a los ojos fijamente. Se me revuelven las tripas. Alfonso, el Procurador que interviene conmigo, me da un par de ideas en voz baja. Me desahogo en el trámite de conclusiones con toda la crudeza que soy capaz de transmitir.
 
Al terminar, salgo de la sala y me alcanza. Con displicencia y cierto tono jocoso, dice:
 
– Eres más mala que el diablo, ¿sabes? Un mal bicho, eso es lo que eres
 
Sonrío ampliamente y me despido cortésmente, hasta la próxima. Ha conseguido que este asunto -nimio, por otra parte- se convierta en una cuestión de orgullo. Le he sacado los colores, le he desquiciado, voy a ganarle y su cliente tendrá que pagar mis costas. Por su culpa.
 
Cuando me marcho, coincido con Enrique de nuevo. Me invita a un café. Hablamos de todo un poco menos de trabajo. Sólo al final, me pregunta por el juicio. Le cuento.
 
– Me ocurre muy pocas veces
– ¿El qué?
– Sentirme una apisonadora
– Ésta es mi chica
 
Y cada uno, regresa contento a su despacho.
 
Anuncios

Mellizos enero 8, 2010

Posted by Marta in Bilbao.
11 comments
Nos vimos mucho.
Le escuché, le miré. Hablamos sin parar, nos reímos. Repasé sus gestos.
Tuvimos frío. Bebimos cerveza, sidra, café. Nos mojamos en la calle. Jugamos al billar.
Pensamos lugares que nos gustaría vistar. Paseamos. Soñamos con cambiar el mundo.


Nos acordamos de ti constantemente.


Y así, detrás de todo, en cada palabra, en cada movimiento, en sus ojos… estabas tú, como la imagen que se refleja en un espejo.

[ Te echo de menos más ]

Propósitos de año nuevo, ejemplo enero 4, 2010

Posted by Marta in La vida misma.
11 comments

Vi un capítulo de House, uno de esos que han emitido mil veces.


Fue como si el propio Greg -claro, quién si no- me zarandeara con brusquedad.

– Si tienes que decir algo, lo dices; no lo guardas para tu epitafio

Irrefutable, doctor.

“Si tienes que decir algo, lo dices…”. Todos los días. “Lo dices”. Por prescripción facultativa.


¡ Y nada de “peros” !

 

A %d blogueros les gusta esto: