jump to navigation

Cómo entrar abril 13, 2010

Posted by Marta in La vida misma, Letras con nombre propio.
trackback
“Di la verdad.
Di, al menos, tu verdad.
Y después
deja que cualquier cosa ocurra:
que te rompan la página querida,
que te tumben a pedradas la puerta…”
.


Heberto Padilla, ‘Fuera de juego’, 1968


El silencio: su escudo. La coraza, la muralla que custodia un mundo impenetrable.
Hasta que alguien encuentra la llave auténtica.


Ni palabras dulces que empalagan ni gestos cómplices compartidos con tantas otras;
ni trucos absurdos ni flores frescas;
ni favores de compromiso ni regalos porque sí.


Sólo una llave abre
la puerta de ese universo.


La llave:


la verdad.


Sencilla. Pura y dura.


Anuncios

Comentarios»

1. Futuro Bloguero - abril 13, 2010

Esa es la misma llave que abre mis secretos y armaduras. Todos nos protegemos con mil corazas… pero deseamos que alguien descubra como quitárnoslas.

Un beso Marta, y sigue hacia arriba.

2. María - abril 15, 2010

Soy novata en esto y, un poco gañana en general, pero me ha picado la curiosidad…y yo, M, pregunto..tiene forma de llave?? o de escala hacia la libertad que ofrece ese universo?? Debo ponerme en E para interpertarlo?jejeje!!

La verdad duele, la mentira mata, dicen. Dicen bien.

Me gusta, profundo.

3. Nodisparenalpianista - abril 16, 2010

Sólo le pongo un pero: lo de “tu”, referido a la verdad.
No cuela: si es, lo es.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: