jump to navigation

Tal día como hoy abril 24, 2010

Posted by Marta in La toga como disfraz.
trackback
Era jueves, hace dos años.
Fui a trabajar por la mañana. Cuando llegué a comer, la casa estaba llena de flores: rosas, tulipanes, calas… y aún no sabía cuántas sorpresas faltaban por llegar.
Había amanecido un día precioso, con sol y calor, que aun siendo de primavera, parecía vestido de verano. Lució brillante hasta que anocheció, y aún después, mientras se prolongaba la celebración hasta bien entrada la madrugada. Así fue el día que me colegié.

Me acuerdo de todo. De todo. Pero en especial, sin poder evitarlo, del instante en el que Enrique me apartó de los demás y, con aire misterioso, sacó del bolsillo de su chaqueta un saquito de fieltro atado con un cordel. Lo abrí torpemente, porque me puse tan nerviosa, que no acertaba a deshacer el nudo. Volqué el contenido en mi mano. Entre el asombro y la impresión, no supe qué decir.
Esto es algo que a tu padre y a mí nos ha costado muchos años conseguir. Toma, para que lo luzcas, al menos, con la misma dignidad que él
Cada día entreno para conseguirlo pero no sé si llegará el momento de mi vida en que sea capaz de alcanzar tal grado de dignidad, “la misma que él”.
Hoy, dos años después, es sábado. Me he levantado más bien tarde, después de una semana dura. El cielo está despejado, sopla un viento fresco y tengo muchas cosas pendientes. Deberes y placeres.
En este tiempo mi vida ha cambiado del todo y nada. Parece contradictorio pero es así. Recordaré el “aniversario” durante el día y aprovecharé para dar las gracias, como espero hacerlo cada uno de los que vengan, sin olvidarlo nunca, a todos los que siempre me ayudan y me enseñan; a los que me sostienen para que no caiga y me levantan, si resbalo; a los que me alientan en los momentos difíciles, a los que festejan conmigo las victorias.
Hace unos meses, Alfonso, gran amigo, me prestó su “tesoro-facsímil” favorito: “El alma de la toga” (Ángel Ossorio, 1922). Lo fui leyendo y, además de descubrir curiosidades de esta profesión antigua, pude sacar algunas conclusiones estupendas, como ésta:


“(…) La pugna entre lo legal y lo justo no es invención de novelistas y dramaturgos, sino producto vivo de la realidad. El Abogado debe estar bien apercibido para servir lo segundo aunque haya de desdeñar lo primero. Y esto no es estudio sino sensación.
De modo análogo veo el Arte. Todas las reglas de los técnicos no valen nada comparadas con el me gusta del sentimiento popular. La obra artística no se hace para satisfacer prescripciones doctrinarias sino para emocionar, alegrar, afligir o enardecer a la muchedumbre; si logra esto, llena el fin del Arte; si no lo consigue, será otra cosa -reflexión, estudio, paciencia, ensayo- pero Arte, no (…)”.


Anuncios

Comentarios»

1. Nodisparenalpianista - abril 24, 2010

Primer comentario!!! ¿Me rgalas una toga? Buena reflexión para las artes y para las justicias. Pero a ver quién lo dice…
Felicidades y a ganártelo todos los días.

2. dulcinea - abril 24, 2010

Me alegro por tí y por tus clientes. En especial por la cita acerca de la diferencia entre lo justo y lo legal. Es raro que un abogado reflexione sobre ello, y menos aún que lo tenga presente.

Enhorabuena.

3. PolloMoyo - abril 24, 2010

¡Feliz aniversario!

Que cumplas muchos más en tan buen estado de salud y nunca olvidando las raíces… Quién trajo hasta aquí. Cuáles son tus valores…

Gran conclusión la que nos regalas. No es fácil, me temo, salir siempre airoso y satisfecho de tales disquisiciones, pero seguro que no será por motivación. Por entereza.

Un saludo y felicidades. Sigue así…, creciendo. Es tu camino.

4. Juanluís - abril 26, 2010

Congrats, Marta! Dos años elaborados día a día. ¡Mañana, más y mejor!

PS. Me apunto “El alma de la toga” como recomendación.

5. Néstor - abril 27, 2010

¡Enhorabuena! Estás construyendo “la leyenda del tibu”. Ya verás, pasarán los años, mirarás atrás y te darás cuenta de que ha valido la pena, de que era la vida que querías.
¡Aupa!

6. bettyboop - abril 27, 2010

Enhorabuena! por el aniversario y por el post, me ha encantado!
bettyboop!
pd. yo también creo que el derecho es arte.

7. AnaCó - abril 29, 2010

El otro día me dijo alguien que no fuera inocente, que la justicia no existe, que me trague las emociones y me proteja porque tengo por delante una pelea dura…no quiero creer que es así, pero voy teniendo cada vez más evidencias de que quizá sí…¿tú como lo digieres?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: