jump to navigation

Pensando septiembre 23, 2010

Posted by Marta in La vida misma.
trackback

Me tocó en el entrecejo con la punta del dedo índice.


¿En qué andarás pensando?


Tenía el ceño fruncido. Siempre que tengo el ceño fruncido coloca su dedo índice entre mis cejas.


No te arrugues – suele decirme.


¿En qué andarás pensando?


Supongo que, como tantas otras veces, le contesté:


En nada importante – o algo parecido.


Es probable que le mintiera aunque también puede que le dijera la verdad. Pero nunca lo sabré porque, por más que lo intento, lo único que consigo recordar es que, aquel día, resultó un día francamente feliz.


Anuncios

Comentarios»

1. J. - septiembre 23, 2010

Y aunque había llovido mucho, me acordaba bien de lo bien sienta leerte.

2. Marc Roig Tió - septiembre 23, 2010

Welcome back!!!

3. Macca - septiembre 24, 2010

Si fue feliz el día, sería algo importante. Sin duda. Y ojalá que tengas, a partir de ahora, muchos de esos. Bacci,

4. maktub - septiembre 26, 2010

que guayyy
echaba muchisimo de menos leerte!

5. Nodisparenalpianista - septiembre 27, 2010

Los domingos por la tarde, mientras haya, olé.
Luego, frunciremos el ceño.
Pero la sonrisa no os la quitará nadie.

PD: no seas tan cara de ver, chica!!!

Marta - septiembre 27, 2010

Perdoname, Pianista: procurare ir retomando el ritmo, a ver si sale… Te agradezco el “tiron de orejas” :) Que tal todo?

6. Nodisparenalpianista - septiembre 28, 2010

Bien, sin perdones ni orejas, que esto es sólo para echar el rato.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: